Baloncesto

«Fiché por el Carramimbre por el entrenador», afirma Hopfgartner

El austriaco Max Hopfgartner, en su presentación en las instalaciones de TecnoClima. / El Norte

«El equipo ha ofrecido muy buenas sensaciones ante clubes más poderosos», comenta el alero austriaco

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOValladolid

El austriaco Max Hopfgartner, fichado a primeros de agosto, fue presentado oficialmente en las instalaciones de TecnoClima, uno de los patrocinadores del Carramimbre CBC Valladolid, con la presencia de su responsable Ignacio Sanz. Con sus 206 centímetros de altura, el joven jugador de 24 años reconoció de entrada que su presencia en Valladolid se debe «al entrenador Paco García, del que había oído buenas referencias y que le convenció para fichar». Después de varios amistosos, el alero resaltó que el equipo «ofrece muy buenas sensaciones ya que nos hemos enfrentados con plantillas en teoría superiores y hemos competido muy bien».

Fotos

Entiende perfectamente el castellano, pero su carácter tímido le impide lanzarse a hablarlo con soltura, aunque desea conocer Valladolid y sus alrededores. «Han solicitado unas bicicletas, tanto Max como Jitok, para recorrer la ciudad y conocerla», comentó Mike Hansen para incidir en la implicación de los jugadores no solo con el equipo sino tambien en la propia ciudad de Valladolid.

Max Hopfgartner tiene muy claro lo que Paco García desea para él, «me ha dicho que tengo que abrir el campo para dar más opciones a mis compañeros o bien para lanzar. Me gusta defender, pero también me ha pedido que anote y luche por el rebote ofensivo».

Objetivo: 1.500 socios

Por su parte, el presidente del club Mike Hansen informó de que en la actualidad el club cuenta con 1.110 abonados, con casi 300 nuevos socios, lo que supone un 26% de crecimiento, pero asegura que «para competir en una liga tan cara como es la LEB necesitamos alcanzar los 1.500 socios. Las subvenciones municipales y los patrocinadores son vitales para el club, pero lo es mucho más tener una masa social que lo apoya, y para mantener un club en la LEB Oro es preciso alcanzar los 1.500 socios».

Y añadió que «el club ha dado un paso adelante, con notable mejoría de sueldos, un médico, fisio, preparador físico, etc, pero para mantener esta estructura debemos tener el apoyo de al menos 1.500 socios. De lo contrario la situación sería preocupante».

Fotos

Vídeos