Baloncesto

El Carramimbre naufraga en Logroño

Alvarado intenta frenar a un rival. /Fernando Díaz
Alvarado intenta frenar a un rival. / Fernando Díaz

Pésimo tercer cuarto de las ardillas que les condena en la pista del Clavijo

EL NORTEValladolid

No fue la noche del Carramimbre CBC Valladolid. El conjunto de Paco García no supo encontrar su juego en ningún instante del partido y la victoria del cuadro local se dejó entreveer practicamente desde el salto inicial. La denominación de origen Rioja venció a la de Ribera. El el duelo con mejor sabor de la jornada el cuadro local se impuso fácilmente a unas ardillas que estuvioren en todo momento muy lejos de su nivel.

Los presagios de Paco García se cumplieron una vez más. El técnico vallisoletano advirtió en la rueda de prensa previa al partido del «peligro del C. B. Clavijo». Y nada más comenzar el partido se demostró. El encargado de hacer efectiva la predicción sería Trenton Coggins, quién con tres triples durante la primera mitad minutos dejaba claro el poder anotador de los locales. Su fiel escudero sería el lituano Gutenius, 11 puntos en su haber durante esos primeros 20 minutos.

85 Clavijo

William Gutenius (11), Terrence Bieshaar (6), Félix Balamou (6) -quinteto titular-. También jugaron: Carlos Martínez (7), Kevin Olekaibe (10), Evan Yates (12), Carles Bravo (3) y Juan Cabot (7).

72 Carramimbre

Óscar Alvarado (0), Greg Gantt (6), Rowell Graham-Bell (16), Sergio de la Fuente (11), Jito Kok (9) -quinteto titular-. También jugaron: Wade-Chatman (0), Cristian Uta (21), Daniel Astilleros (2), Álex Reyes (5) y Max Hopfgartner (2).

Parciales
25-21, 49-41, 72-49 y 85-72.
Árbitros
Uruñuela Uruñuela y González Cuervo.

Pese al mal juego no quiso rendirse tan pronto el Carramimbre CBC Valladolid. Las sensaciones no eran buenas pero la lucha de los incombustibles Graham- Bell (11 puntos y 12 de valoración al descanso) y Sergio de la Fuente (12 puntos y 13 de valoración) permitía que el conjunto visitante lograra hacer la goma durante al menos la primera mitad del partido. Gantt y Uta también intentarían aportar su granito de arena anotando seis puntos cada uno antes del descanso.

Así, pese a la diferencia de sensaciones sobre la pista, los de la denominación de origen Rioja no consiguieron sobreponerse con claridad a los de la de Ribera.

Aunque sí que poco a poco fueron haciendo mella en el marcador de forma paulatina. Del 25-21 con que finalizaría el primer cuarto se pasaría al 49-41 del segundo periodo. Una diferencia de +8 que en otras noches hubiera sido totalmente salvable para las ardillas pero que durante el partido de hoy se catapultó a la vuelta de vestuarios.

Si durante la primera mitad el juego desplegado por los visitantes no había sido bueno, nada cambiaría a la tras el descanso. En esta ocasión la charla de Paco García no surtiría efecto. El primer parcial del tercer cuarto sería de 9-0 a favor del Clavijo, situación que obligaría al míster vallisoletano a los tres minutos de la reanudación. Sin embargo, el golpe de efecto que sí llegó el día de Huesca no aparecería esta vez.

Los restantes siete minutos del tercer período serían un suplicio para los de la Ribera del Duero. Muchos fallos. Demasiados. Las pérdidas por pases imprecisos o malas decisiones así como los fallos en tiros relativamente sencillos fueron una constante durante estos minutos. Y para mayor desgracia, la defensa, el mejor arma de este Carramimbre CBC Valladolid tampoco estaría lúcida. El resultado, un +23 favorable al Clavijo que dilapidó definitivamente las opciones de los visitantes en el último cuarto (72-49).

Hasta ahí llegaría la historia de un partido ya sin interés en el que sobraron los últimos diez minutos con ambos conjuntos pensando ya en el encuentro del fin de semana. Derrota dolorosa para un Carramimbre CBC Valladolid que logró maquillar el resultado en un un final de encuentro carente de intensidad hasta dejar el luminoso en un tanteador final de 85-72.

Por tanto, mucho trabajo por hacer durante lo que resta de semana para que el debut en casa del próximo domingo sea el soñado. Si bien es cierto que es la primera derrota preocupante de las ardillas desde que es equipo de LEB Oro (sin contar el choque ante un conjunto de mayor categoría como el San Pablo Inmobiliaria Burgos), ha de servir como toque de atención para volver a ponerse las pilas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos