Baloncesto

El Carramimbre, finalista en Burgos

De la Fuente defiende a Otegui. / R. Ordóñez

Las ardillas derrotan al Chocolates Trapa Palencia en la semifinal de la Copa Castilla y León

OPTABurgos

El Carramimbre Ciudad de Valladolid se ganó el derecho a disputer la final de la Copa Castilla y León contra el San Pablo Burgos de Liga Endesa tras un partido muy completo en el que dominó todas las facetas del juego, especialmente el rebote, lo que permitió lograr una victoria mucho más convincente de lo mostrado en el marcador. Desde el inicio, los de Paco García impusieron su mejor tono físico, sobre todo por dentro y, con una soberbia defensa, anularon durante muchos minutos a un Chocolates Trapa que no solamente dirigió el enfrentamiento al ritmo que le interesaba sino que además se veía desbordado, lo que le llevó a cometer incluso más faltas y tener por tanto la amenaza del tiro libre.

Con un gran Alvarado en la dirección y una muy buena rotación interior, los vallisoletanos comenzaron dominando el encuentro (0-6). Pronto el conjunto de Palencia empezó a demostrar su calidad para equilibrar la balanza pese a lo cual los pucelanos se mantenían por delante mediado el primer cuarto (6-11), momento en el que reaccionaron los de Joaquín Prado. Con la entrada de Pressley y Bartaye Ruffin en cancha, los palentinos dieron la vuelta a la situación y fueron mejores en los minutos finales del primer cuarto. Ello les permitió ponerse por delante por primera vez en el partido justo a su conclusión (16-15).

66 C. Trapa

Bryce Pressley (6), Sergi Pino (9), Nikola Cvetinovic (5), Lamon Barnes (4) y Jordi Grimau (8). También jugaron Jason Callister (3), Urko Otegi (7), Enric Garrido, Bartaye Ruffin (10), Marc Bouza, Santi Campara (10) y Carlos Toledo (4).

70 Carramimbre

Greg Gantt (10), Óscar Alvarado, Álex Reyes (2), Sergio de la Fuente (13) y Jito Kok (8). También jugaron Wade-Chatman (11), Cristian Uta (8), Daniel Astilleros, Rowell Graham-Bell (9) y Max Hopsgartner (9).

Parciales
16-15, 10-19 (26-34 al descanso), 17-21 y 23-15 (66-70 al final).
Árbitros
Carpallo y González Cuervo. Eliminado Enric Garrido (m. 38) por parte de Chocolates Trapa Palencia

No duró mucho el dominio de los de azul marina, apenas dos minutos, y en el segundo cuarto con muy buena rotación de sus exteriores americanso, el Carramimbre Ciudad de Valladolid puso la directa, se adueñó del choque y del tanteador logrando un parcial de 4-11. Su primera ventaja de importancia en el partido (22-28). Joaquín Prado fue obligado a pedir sus tiempos muertos, lo que sería el partido una constante durante el encuentro. De la Fuente conquistó, en estos compases, de la zona y, pese al parón técnico solicitado por Joaquín Prado, los pucelanos se distanciaron aún más. Y con un nuevo parcial de 2-8 se situaron diez arriba (24-34) entrando al último minuto previo al descanso. Una canasta de Bartaye Ruffin sobre la bocina situó el marcador en 26-34.

Tras el paso por vestuarios, los de Valladolid rompieron definitivamente el encuentro y puso a sus vecinos contra las cuerdas con muy buen dominio de la situación, una defensa asfixiante y muy buena selección de tiro, lo que se tradujo en mejores porcentajes en el lanzamiento. Kok y De la Fuente seguían gobernando la zona, especialmente el rebote, mientras que el Chocolates Trapa Palencia acusó de manera notable la poca presencia de Urko Otegi. Esta situación disparó la renta rápidamente a un +14 (31-45), y poco después a los +17 (36-53, minuto 28) tras un lanzamiento exterior de De la Fuente. Un parcial postrero de los palentinos de 7-0 iniciado con un triple de Cvitanovic dejó el partido con vida (43-55). Fue una sensación matemática más que una realidad deportiva.

Así se pudo comprobar en el inicio del último periodo donde, otra vez, el Carramimbre Ciudad de Valladolid se distanció a los +14 (45-61, minuto 33). Con el partido en el bolsillo, los pucelanos bajaron ligeramente su nivel de intensidad y Chocolates Trapa de Palencia, liderados por Urko Otegi y Sergi Pino, fue limando la desventaja hasta quedarse en cinco puntos (65-70) a un minuto del final. Ante esta situación, Paco García solicitó un tiempo muerto para ajustar su defensa y, aunque sus hombres no volvieron a anotar, sí que evitaron con una muy buena presión que Chocolates Trapa Palencia culminase su remontada (66-70).

Fotos

Vídeos