Baloncesto

El Carramimbre cede el triunfo al Palma

Chatman lanza a canasta/
Chatman lanza a canasta

Los vallisoletanos pagaron caro su mal inicio y, sobre todo, su falta de ideas para superar la dura defensa balear

El Norte
EL NORTEValladolid

Mal final de primera vuelta para el Carramimbre CBC Valladolid. Al equipo de Paco García le tocó el carbón en el día después de Reyes. Los Magos de Oriente no quisieron premiar a las ardillas su gran debut en LEB Oro y le otorgaron la victoria a un Iberostar Palma que supo aprovechar el mal inicio de los locales y sufrir en los instantes finales.

84 Carramimbre

Henri Wade-Chatman (19), Rowell Graham-Bell (0), Greg Gantt (10), Sergio de la Fuente (23) y Jito Kok (10) -quinteto titular-. También jugaron: Álex Reyes (3), Eduardo Castaño (-), David Paniagua (-), Cristian Uta (5), Daniel Astilleros (2), Óscar Alvarado (4) y Max Hopfgartner (8).

89 Iberostart Palma

Julius Tautvydas Slezas (6), Rafael Huertas (9), Joan Carles Bivia (24), Joan Tomás (11) y Gedimas Zyle (15) -quinteto titular-. También jugaron: John Mockford (10), Javier Medori Morales (2), Sergi Costa (3), Roger Fornas (9) y John Zachary (0).

Parciales
24-26, 22-31, 26-14 y 12-18.
Árbitros
Morales Ruiz, Germán Francisco y Areste Giralt, Eva.

Partido muy irregular de los vallisoletanos que tan sólo mostraron su verdadero nivel durante el tercer cuarto. El resto del encuentro estuvo plagado de luces y sombras. Demasiadas irregularidades para poder llevarse una victoria en una categoría tan dura como la LEB Oro. Finaliza así la primera victoria y el décimo triunfo tendrá que esperar.

No fue el mejor inicio para las ardillas. Los chicos de Paco García comenzaron el encuentro distraídos. Muchos errores, principalmente en la faceta defensiva, permitieron al Iberostar Palma, verse con ventaja durante toda la primera mitad. Las comidas navideñas y el cambio de hora en el encuentro anestesiaron por completo el juego local durante los primeros 20 minutos.

Los chicos de Javi Sastre supieron aprovechar la falta de intensidad local a la perfección y llegaron a manejar rentas favorables de hasta 15 puntos durante el segundo cuarto del partido. Gracias a un acierto brutal desde el perímetro (11/14 en tiros de tres, un 73,3%) y a un ritmo anotador infernal, los baleares se fueron al descanso con un marcador favorable de 46-57.

Joan Carles Bivia con 5/6 en triples y 17 puntos, bien acompañado por el resto de sus compañeros, estaba torturando a un Carramimbre que sobrevivía gracias a las asistencias de Óscar Alvarado (6 en la primera mitad), los puntos de su capitán Sergio de la Fuente (16), y el acierto desde el tiro libre (11/12).

Reacción tras el descanso

El inicio de la segunda mitad cambiaría por completo las sensaciones que se estaban viviendo en Pisuerga. Un equipo mucho más intenso, arropado por una afición que cada vez estaba más metida en el partido propiciaron que pronto las ardillas se acercaran en el marcador. Un parcial de 12-3 en los primeros minutos de cuarto acercaron a las ardillas a tan sólo 2 puntos (58-60).

El Iberostar Palma estaba nervioso. Cuando parecía que lo tenía todo de cara, la bestia del Pisuerga despertó de su letargo y la simbiosis perfecta entre equipo y afición creó un entorno propicio para una noche mágica, la enésima en el fortín del Carramimbre. Sin embargo, en esta ocasión el buen hacer del rival aguaría la fiesta en el último cuarto.

A los cinco minutos del inicio de la segunda parte del encuentro, los chicos de Paco García ya habían remontado la desventaja con la que se habían ido al descanso y se habían puesto por delante en el marcador (64-60). Sin embargo, el conjunto balear supo frenar esa euforia y poco a poco consiguió apagar el efecto Pisuerga y el ímpetu de las ardillas hasta equilibrar las fuerzas e irse con un marcador igualado antes de los diez últimos minutos de encuentro (72-71).

Últimos minutos de infarto

El cuarto decisivo estuvo marcado por los nervios. El miedo a la derrota apareció en ambos conjuntos. Las malas decisiones en ataque, los fallos en lanzamientos relativamente sencillos y las pérdidas fueron los protagonistas del último periodo. La victoria se iba a decidir por pequeños detalles, la diosa fortuna iba a estar del lado de aquel que cometiera menos errores. Y ese fue el Iberostar Palma. Los baleares supieron aprovechar sus oportunidades al máximo y finalmente se impusieron por un ajustado marcador de 84-87.

La décima victoria de la temporada para el Carramimbre CBC Valladolid tendrá que esperar. Sin embargo, nada que reprochar al equipo de Paco García que finaliza la primera vuelta de esta LEB Oro con un balance de nueve victorias y ocho derrotas e inmerso de pleno en la lucha por los playoffs. La próxima cita en Pisuerga no se hará esperar y será el próximo viernes, 12 de enero, a las 20:45 ante el Levitec Huesca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos