El Norte de Castilla

Baloncesto

Derrota del Comercial Ulsa en Pamplona

Sergio de la Fuente.
Sergio de la Fuente. / G. V.
  • El equipo vallisoletano tuvo opciones hasta los instantes finales

El Pabellón Universitario de Pamplona dio acogida a una nueva jornada de la Liga LEB Plata. Se citaban en Pamplona Basket Navarra y el Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid. Ambos con dinámicas diferentes. Los locales llegaban con tres victorias consecutivas en casa, haciendo de su feudo su gran valedor esta temporada. Fuera de casa, sin embargo, todavía no han ganado ningún partido. Por su parte, los visitantes, venían con números positivos. Cinco victorias y cuatro derrotas a sus espaldas, y tras vencer con facilidad al Zornotza.

El primer cuarto fue muy disputado y parejo. Ulsa Valladolid salió mejor a la cancha, y se fue haciendo con el rebote. Bajo el aro se mostró más sólido que el equipo navarro. Sergio de la Fuente marcó el ritmo visitante, y suyos fueron 5 puntos en este primer cuarto. Por su parte, Iñaki Narros, con 9 puntos, intentó que la igualdad se mantuviera en el marcador. Cuando todo parecía indicar que se iba llegar con empate al término del primer cuarto, llegó un gran triple de Rowell Anton para poner el 17-19.

El segundo cuarto cambió completamente de guion. Dos triples de Dylan Poston pusieron por delante a Basket Navarra, y esta fue la tónica antes del descanso. Los rebotes se fueron igualando, gracias a la solidez que mostró el equipo local bajo los dos aros. Iñaki Narros volvió a ser clave para el conjunto navarro, logrando 13 puntos antes del descanso. Las mejores jugadas las puso el Basket Navarra, cortando hacia canasta ante una débil defensa rival. El triste acierto desde la línea de tres lo mantuvo a Valladolid, con tan solo un triple anotado de nueve intentos. Al descanso se llegó con un resultado 35-29 a favor del cuadro navarro.

Tras el receso, la ventaja en el marcado se mantuvo. La tónica seguía siendo la misma, pese al mayor acierto desde media-larga distancia de Valladolid. Narros continuó anotando desde cualquier posición de la pista y tuvo en el pívot Hopfgartn un nuevo aliado bajo el aro. Los dos jugadores navarros mantuvieron la distancia de puntos, al término del tercer cuarto el resultado fue 54-50. Eso sí, el cuadro visitante fue mejorando sus porcentajes que tan grises habían sido en la primera mitad. Tres tiples hicieron mejorar el acierto desde la línea de 6,75.

Se llegó con igualdad en el marcador al último cuarto, con todo por decidir en el Pabellón Universitario de Pamplona. Volvió a salir y a mandar en el marcador Basket Navarra, manteniendo la distancia con el Comercial Ulsa e incrementando la ventaja. Un mate de Bleecker enfrió los ánimos visitantes, que veían cómo se iban acercando al marcador aunque sin ponerse por delante en el marcador. Un triple de Wade-Chatman acercaba a los visitantes a tres puntos cuando solo faltaban cinco minutos de juego. A menos de cuatro minutos para el final, Basket Navarra entró en bonus. Estos fueron los peores minutos locales, fruto del buen hacer de Valladolid con un parcial a su favor. El nerviosismo se hizo palpable en los navarros, sobre todo en los rebotes tanto ofensivos como defensivos.

Uno que no se puso nervioso fue Iñaki Narros. El veterano jugador robó un balón primordial a falta de dos minutos para el final del partido, para segundos después anotar una bandeja y poner cinco arriba a su equipo. Pese a una cómoda canasta del base Adrián Fuente, el Comercia Ulsa Ciudad de Valladolid logró un triple a falta de 37 segundos que mantenía con vida al equipo visitante. Acertó desde la línea de tiros libres Miguel González, pero una falta antideportiva de su equipo propició la ventaja necesaria para que Basket Navarra lograra la victoria apretada por 74-72. Son ya cuatro las victorias consecutivas que llevan en casa, y con esta derrota del Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid se pone con el mismo número de victorias y derrotas.