El Norte de Castilla

Baloncesto

El Comercial Ulsa cae en Tarragona

  • Las ardillas no cuajaron un buen encuentro y fueron siempre al remolque del equipo catalán

El Comercial Ulsa Ciudad de Valladolid no pudo ante un Club Bàsquet Tarragona que se llevó el duelo liguero merecidamente, ya que mandó en todo momento en el marcador. Exceptuando un instante en el primer cuarto, cuando los vallisoletanos se colocaron tres puntos por encima, el partido fue completamente local, y los tarraconenses acabaron venciendo por 83-73. Los visitantes, tras su gran victoria el miércoles en Alicante, daban un pasito atrás.

No comenzó de la mejor manera el cuadro vallisoletano, que se encontró con el mismo Club Bàsquet Tarragona 2017 que ganó en su último duelo en el pabellón del Serrallo.

Fue un duelo des de la línea de triple entre dos equipos muy acertados en lanzamientos de tres puntos. Sobre todo en el primer cuarto, que acabó con un espectacular 30-24, que coincidía, además, con la máxima diferencia en el marcador por parte de los locales. Fue Xavi Hernández quien estrenó el marcador para los locales, 3-0, pero rápidamente se sobrepuso el Comercial Ulsa, que se situó 5-7 con dos minutos y medio disputados. Miguel González era una apisonadora ofensivamente, y Sidibe realizaba la labor de escudero, ante un CBT que no tuvo más remedio que ponerse las pilas para que el rival no se marchase en el marcador. Y vaya si lo hizo. El conjunto de Berni Álvarez se puso 11-7 gracias a sendos triples de Salim y Orion. Ante el gran acierto de los locales, los castellanos únicamente pudieron trabajar para no alejarse demasiado en el marcador.

En el segundo cuarto el CBT siguió mandando defensivamente y, sobre todo, demostrando un gran acierto en ataque. Dani Martínez, muy activo sobre la pista, transformó un nuevo triple para los locales que situaba el 41-34 a falta de cuatro minutos para llegar al descanso. O se paraba la sangría o los vallisoletanos tendrían que abonarse a la épica en la segunda mitad. Leyó perfectamente la situación Miguel González, que, con un nuevo lanzamiento de tres, paró la hemorragia, al menos momentáneamente. No bajaron los brazos los locales, que llegaron a mandar de diez (48-38), pese a ello, dos jugadas bajo el poste dieron vida a un Valladolid que pudo marcharse al descanso 48-43.

No pudieron empezar las cosas peor después del descanso. El CBT, gracias a un triple y tres lanzamientos de dos puntos consecutivos, se elevó en el electrónico hasta el 57-43. Tuvo que pedir tiempo muerto Paco García, viendo que no le estaba saliendo nada como él quería. No sirvió de demasiado, ya que los catalanes tenían el partido por la mano. Les entraba casi todo, y cada vez que el Ciudad de Valladolid se acercaba en el electrónico había que ir a remolque, ya demasiado atrás en el marcador. No se rindió el conjunto visitante, y se llegó a situar ocho por debajo. La insistencia de De la Fuente y el atrevimiento de Raunaldo auparon a los vallisoletanos, que pudieron verse 63-55 gracias a cinco puntos seguidos (un triple y una bandeja) de este último. Pero los ocho se convirtieron en once rápidamente por culpa de un nuevo triple, esta vez de un Gallardo que se estrenaba des de la línea de tres. El acierto de Ortega des del poste bajo ayudó a que el Valladolid se quedara nueve por debajo antes de empezar el último cuarto (67-58).

En el último cuarto hubo partido hasta el ecuador, una antideportiva a Xavi Hernández motivó que los locales se fueran catorce puntos por encima en el electrónico (79-65). A partir de aquí, la historia se acabó con un 83-73 que hizo justicia en el marcador.