Mukendi anota canasta para el CBC Valladolid.
Mukendi anota canasta para el CBC Valladolid. / Raúl Hernández

El CBC Valladolid cae en su visita al Óbila

  • Un paupérrimo último cuarto lastró a las ardillas, que perdieron en su primer partido lejos de Pisuerga

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Moda para hombre y mujer al mejor precio

Hasta 70%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

Lleva contigo a tus personajes favoritos

Las mejores marcas a los mejores precios

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Todo el menaje que necesitas al mejor precio!

Hasta 70%

Primeras marcas en menaje para el hogar

Hasta 70%

Carrefour Boulevar Ávila volvió a imponerse a un Comercial Ulsa CBC Valladolid al que tiene tomada la medida, con tres victorias en sus últimos tres enfrentamientos disputados. En los dos primeros cuartos las defensas se impusieron claramente sobre unos dubitativos ataques, sobre todo el del Carrefour el Boulevar Ávila, un equipo con muchas caras nuevas, muy impreciso aún y al que se le nota que no está del todo compenetrado.

Cuando tan solo habían transcurrido cinco minutos, solo se habían anotado 14 puntos, con ventaja para los locales de 8-6, que acabarían yéndose arriba con seis puntos de ventaja a la conclusión del primer cuarto. Un primer cuarto en el que destacó Wade Chatman con sus ocho puntos. Mientras que en los locales, Hall era el protagonista y el que mantenía al equipo abulense por encima en el electrónico.

La tónica del segundo cuarto fue bastante parecida, con muchas imprecisiones en ataque, que facilitaban el trabajo a las dos defensas.

La diferencia principal fue el acierto desde el triple, que fue nulo en el primer cuarto y que se activó durante el segundo. El Óbila se aprovechó de su renovado acierto desde la línea de 6,25 y con dos triples consecutivos para contrarrestar el de Pablo Esteban para el Valladolid, ponían el marcador en el 21-15.

Ávila, que comenzó el segundo cuarto como un tiro, consiguió alcanzar su máxima ventaja, con ocho puntos de diferencia sobre el cuadro vallisoletano con el 28-20.

Por suerte para las ardillas, a su rescate salió el capitán y máximo baluarte del equipo, Sergio de la Fuente, que con siete puntos deforma consecutiva, los últimos tres en forma de triple, recortaba las distancias.

A la fiesta anotadora también se sumó el jugador británico del CBCValladolid Graham-Bell para poner un parcial de 0-11 con el que los pupilos de Paco García consiguieron ponerse por delante de nuevo en el partido, 30-35 a falta de cinco minutos para el descanso.

Esa pequeña ventaja de cinco puntos de ventaja se mantuvo hasta finalizar este cuarto. Con las canastas de Marín y de Wade Chatman, que pusieron el definitivo 32-37 los dos equipos enfilaron el camino a los vestuarios para preparar la segunda parte del partido.

En el tercer cuarto, los ataques comenzaron más entonados y esto puso en serios aprietos a las defensas, que con más problemas, empezaban a dejarse anotar con muchas más facilidades que en el primer tiempo del encuentro.

Recortaba diferencias Cruz para poner el 34 37, momento en el que los vallisoletanos alcanzaron su máxima diferencia en el partido con una canasta de Wade Chatman y otra de De la Fuente, que pusieron el 34-41 y siete de ventaja en el electrónico.

Alarmas

En el Carrefour Boulevar Ávila se encendieron las alarmas porque veían que estaban pasando por serios aprietos, sobre todo cuando dos de sus jugadores, Nogerol y Connor hicieron su tercera falta personal.

Pero los locales se rehicieron y equilibraron el choque en su recta final con la lucha en los aros entre Connor y Graham-Bell que dejaron a abulenses y pucelanos empatados a 46, a falta de 3:46 para finalizar el tercer cuarto. Un tiro de dos más un triple de De la Fuente, junto a una canasta de González, hicieron que los visitantes volvieran a llevar el mando del encuentro, con una ventaja de ocho puntos (46-54). Pero Connor, con cuatro puntos, y Noguerol consiguieron volver a meter a los suyos en el encuentro y ponerse dos abajo (52-54), tras un parcial de 6-0. Una canasta para bando cerró el tercer cuarto. Las ardillas encaraban los 10 últimos minutos con una ventaja mínima.

El cuarto final comenzó de nuevo con mucha igualdad, con una canasta de Hall para el 56-56. Tras varios minutos de empate, apareció la figura de Cruz para poner el 61-58 con un triple. Otra canasta de tres de Connor en el ecuador del último cuarto permitió despegarse a los locales, hasta el 66-61.

Wade Chatman recortó diferencias, pero otra vez Cruz y Connor aparecieron para poner tierra de por medio y dejar el partido casi sentenciado (71-63).

Los pupilos de Paco García gestionaron muy mal los últimos minutos, con muchas imprecisiones y faltas tontas que dieron pie a que el Óbila hiciera un parcial de 11-0 , que dejó el marcador en una ventaja de 16 puntos para los locales. El marcador final no reflejó la igualdad que se vio en el partido disputado en la cancha del Óbila.