El Norte de Castilla

baloncesto

Paco García asume que el Comercial Ulsa no llega bien al debut en la Liga

el Comercial Ulsa no llega bien al debut en la Liga
  • El rival, Agustinos Leclerc de León será una buena piedra de toque para conocer el recorrido del equipo vallisoletano

Llegó la hora de la verdad para el CBCV Comercial Ulsa, de LEB Plata. Es la segunda oportunidad para el club en esta categoría y la primera para Paco García, un técnico de prestigio que ha preferido quedarse en su ciudad - «que no se ha portado muy bien conmigo»- antes que volver a emigrar. Y el nuevo técnico reconoce que experimenta sentimientos encontrados al regresar al Pisuerga. «Por un lado cierta tristeza por ver como está el pabellón ahora, con muchas zonas cerradas, y por otro lado con ilusión por empezar un proyecto nuevo que queremos llevar con la transparencia que faltó en anteriores ocasiones».

Y el rival de este viernes (20:45 horas) es el Agustinos Leclerc de León, que reaviva el derbi regional de baloncesto. «Soy contrario a los forofismos políticos mezclado con lo deportivo, que muchos tontos intentan avivar y aprovechar en su beneficio. León y Valladolid son dos capitales que en su día se midieron en la ACB y ahora están donde están, lo que debería hacer reflexionar a ambos. Que venga la gente de León y disfrute con su equipo y los de Valladolid con el suyo», analizó el técnico vallisoletano, que también afirmó que el Agustinos «ha hecho una apuesta fuerte con varios extranjeros, tienen a un excelente técnico como Ángel Jareño y su tiro exterior es muy eficaz».

Respecto a su equipo, Paco García reconoció que en la actualidad «está lejos de lo que queremos, pero la plantilla tiene mucho recorrido y estoy seguro que no será la misma ahora que en marzo o abril. Ahora mismo no estamos mal y podemos jugar a baloncesto un poco bien». No se plantea objetivos a largo plazo salvo una máxima que quiere que todo el equipo interiorice que es «salir a ganar a cualquier rival. Competir en cada partido y luchar al máximo».

También el técnico tuvo palabras para la afición, a los que pidió «comprensión. Estamos en una fase de reconquista en muchos sentidos, donde hay que recuperar muchas cosas perdidas. De entrada contamos con una plantilla con más del 70% de los jugadores de Valladolid y eso ya es un orgullo».