Baloncesto

El Carramimbre se estrella ante un poderoso Manresa

Alvarado pugna con Lundberg. /Rodrigo Jiménez
Alvarado pugna con Lundberg. / Rodrigo Jiménez

El conjunto de Paco García no estuvo a la altura de otros encuentros, con muchos fallos en los lanzamientos y rebotes

EL NORTEValladolid

La fortuna se ha olvidado del CBC Valladolid. Partido disputado en el Polideportivo Pisuerga entre Carramimbre CBC Valladolid e ICL Manresa en el que el premio gordo se repartió en el tercer cuarto. El agraciado sería el conjunto de Aleix Durán, que lograría distanciarse en el marcador al inicio de la segunda mitad, algo ante lo que no podría reaccionar el conjunto local. Ambos equipos ofrecieron un buen espectáculo en el día de la Lotería Nacional.

65 Carramimbre

Óscar Alvarado, Rowell Graham-Bell (7), Greg Gantt (11), Sergio de la Fuente (15) y Jito Kok (2) -quinteto titular-. También jugaron: Álex Reyes (5), Cristian Uta, Daniel Astilleros (5), Henri Wade-Chatman (20) y Max Hopfgartner.

74 Manresa

Jordan Djounorou Sakho (6), Lluis Costa (9), Georges Hamilton (5), Guillem Jou Coll (7) y Gabriel Lundberg (11) -quinteto titular-. También jugaron: Jakuvas Gintvainis, Álvaro Muñoz (11), Jordi Trias (12), Javier Mugica, Daniel García (5), Alejandro Mazaira, David Noah Allen (8) y Nil Bria.

pARCIALES:
13-16, 16-18, 18-27 y 18-13.
áRBITROS:
Árbitros: Quintanas López, Asier y Lizana Moreno, Joaquín
Incidencias:
Unas mil doscientas personas en Pisuerga.

0

0

El primer cuarto comenzaría con ambos equipos tanteándose. El respeto entre Carramimbre CBC Valladolid e ICL Manresa se hizo notar durante los primeros compases de partido. Un duelo de poder a poder en el que comenzaron golpeando los visitantes con un 0-6 de parcial. Sin embargo, pronto reaccionarían las ardillas para dejar el marcador en un igualado 13-16 al final del primer cuarto. Gran parte de culpa de esa remontada la tendría Wade Chatman que, por enésima vez esta temporada, se echó el equipo a la espalda cuando peor lo estaba pasando y guio a los suyos en ataque.

A partir de ahí, el resto de la primera mitad sería un intercambio de canastas entre ambos equipos. Primero golpeaban unos e inmediatamente después contraatacaban los otros. También en los banquillos. Si Paco García solicitaba tiempo muerto, al minuto siguiente era Aleix Durán quien paraba el partido para realizar ajustes. Al final, el ICL Manresa lograría despegarse un poco en el marcador para finalizar la primera parte con una ligera ventaja de +5 (29-34).

Partido muy serio por parte de ambos conjuntos durante los primeros veinte minutos en el que los hombres más destacados por parte de ambos conjuntos serían Wade Chatman (12 puntos y 11 de valoración) y Jordi Trías (6 puntos, 6 rebotes y 12 de valoración).

El Manresa aprieta el acelerador

La segunda mitad no comenzaría con buenas sensaciones para los locales. El ICL Manresa apretó el acelerador y lograría endosar un parcial de 5-18 en los cinco primeros minutos del tercer cuarto. De esta forma las ardillas se situarían 17 puntos por debajo en el marcador. Aun así, el

alma de este equipo siempre impide que los jugadores se rindan. Y así lo hicieron. A base de garra y corazón el Carramimbre realizaría rápidamente un parcial de 8-0 merced a dos triples de Greg Gantt y una canasta del capitán Sergio de la Fuente para acercarse a diez puntos en el marcador (41-51).

Sin embargo, los catalanes no despegarían el pie del acelerador. Gracias a su acierto ofensivo (27 puntos en el cuarto) y a un par decisiones polémicas tomadas por los colegiados el conjunto de Aleix Durán se iría con una amplia ventaja de 14 puntos antes del inicio del último cuarto.

Sin opción a reaccionar

Durante el último cuarto las ardillas lo intentaron todo para remontar. El equipo, comandado por su capitán Sergio de la Fuente, iría recortando poco a poco puntos en el marcador hasta llegar a los últimos minutos de juego con opciones reales de victoria (56-65). Los de Paco García lo intentaron hasta el final, pero el equipo manresano sacó a relucir su experiencia y supo administrar su ventaja hasta certificar su victoria, la undécima de la temporada.

Por su parte, el equipo vallisoletano continúa con 8 victorias y disputará su próximo encuentro en tierras catalanas el viernes 29 de diciembre ante el FC Barcelona Lassa. Un partido en el que las ardillas echarán el resto para volver a la senda de la victoria tras dos derrotas consecutivas. Los vallisoletanos quieren finalizar el año con buenas sensaciones y recuperar la fortuna que les ha abandonado durante las últimas jornadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos