DOS CAMILLAS, DOS PALÉS Y 24 BALONES

El Chocolates Trapa ha tenido que duplicar el material de los entrenamientos para no tener que llevarlo diariamente del Mariano Haro a Villamuriel

Entrenamiento del Chocolates Trapa en el Adolfo Nicolás. /ANTONIO QUINTERO
Entrenamiento del Chocolates Trapa en el Adolfo Nicolás. / ANTONIO QUINTERO
Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEAPALENCIA

Los meses corren y el Chocolates Trapa sigue sin tener su feudo. Mientras tanto, juegan en Villamuriel y reparten los entrenamientos entre el Mariano Haro y el gélido Adolfo Nicolás. Aunque comenzaron transportando todo el material para cada entrenamiento, finalmente -y viendo cómo se dilataba todo en el tiempo- han optado por duplicarlo junto a todos los suministros diarios.

De doce balones han pasado a tener 24, y de un cesto para guardarlos, a dos. Pero no solo eso, han comprado una segunda camilla, ya que Villamuriel no disponía de ninguna, doblando también el material del fisioterapeuta, además de las toallas y las cajas de hielos. La fruta y los palés de agua también están por duplicado, junto a la ropa de entrenamiento para jugadores que no son de la primera plantilla y que entrenan con el equipo.

Todo el material del preparador físico se encuentra en el pabellón de Villamuriel, ya que sería muy costoso tener que comprarlo dos veces. El club morado está sufragando también los gastos de los cañones de calor, que tan necesarios son para los jugadores de cara a entrenar con cinco o seis grados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos