Primera Nacional

«Aquí estamos todos en el mismo barco»

Alicia Alonso, con la Catedral al fondo.
Alicia Alonso, con la Catedral al fondo. / Antonio Tanarro

Tras abandonar su lugar como jugadora, Alicia Alonso llega a la dirección deportiva del Unami femenino de baloncesto con ganas de forjar «una estructura» en la sección y vincularla con el club

Ó. SJ. H. Segovia

En Segovia, que está en altura, también hay gente de altura. Curiosa paradoja. Alicia Alonso (Segovia, 13 de mayo de 1981), hasta hace apenas unos meses jugadora del conjunto femenino del Unami de baloncesto y ahora parte de la dirección deportiva de la sección, llega con ganas de cambiar aspectos. Después de una temporada en la que nuevamente se tuvo que desechar el ascenso de Primera Nacional a la Liga Femenina 2, se abre un nuevo ciclo en la que ha sido una de las secciones más polémicas de la institución segoviana presidida por Andray debido a la falta de entendimiento. Con la pretemporada en el horizonte y aún por estructurar, el bloque ya trabaja por su propio camino y continúa a la búsqueda de patrocinadores que mejoren su situación económica.

–Con los cambios en el equipo respecto a la temporada anterior, ¿llega consolidado de cara al arranque de la liga regular?

–La verdad es que sí. Tenemos un bloque muy majo, hemos hecho algún fichaje que todavía está por confirmar... La plantilla va a ser casi igual que el año pasado, hemos hecho dos cambios y está muy consolidada.

–Se preveía que los entrenamientos empezaran el próximo martes 15. ¿Cómo se presenta la pretemporada?

–No, al final vamos a empezar más tarde porque la liga iba a empezar el 24 de septiembre y al final empieza el 1 de octubre, así que comenzaremos la pretemporada el 30 de agosto. Se presenta bien, con todas las componentes del equipo y esperamos jugar tres o cuatro partidos amistosos seguro, pero de momento estamos planificándola. Tenemos muchas cosas en el camino pero estamos buscando equipos. Nos habíamos planteado jugar la Copa de Castilla y León y hemos renunciado a ella porque no nos parecía un avance. Queremos buscar otros equipos, de Madrid algunos, cambiar el ritmo, cosas nuevas...

–¿Algún objetivo prioritario en un horizonte temporal cercano?

–Ahora mismo no. Solo que el equipo sea un bloque, trabajar con ellas y acoplar la cantera. A partir de ahí, ver cómo podemos jugar. Tenemos una filosofía pero hay que ver cómo reaccionan las jugadoras.

–El ascenso, ese gran reto. ¿Por qué no lo han logrado hasta ahora? ¿Cree que puede llegar este año?

–Llevamos dos años y hemos tenido una plantilla muy corta. El final de temporada siempre pesa y en la fase de ascenso el cuerpo lo nota. Este año fue una pena porque llegábamos bien y fue mala suerte. Es como una lotería la fase de ascenso. Este año el objetivo es el mismo pero vamos a ir poco a poco, meternos entre los cuatro primeros e ir lo mejor posible. Depende de factores.

Reforzadas

–¿Ve un vestuario con fuerza para afrontar un hipotético ascenso a a la Liga Femenina 2?

–Sí, creo que a día de hoy sí. Nos hemos reforzado. Nerea está lesionada hasta enero pero también tenemos a la cantera que nos va a echar una mano. Creo que irá bien y trabajamos por crear un equipo fuerte.

–En años anteriores, el equipo no ha mantenido una relación del todo buena con su propio club. ¿Cómo es posible que una parte activa de la institución no se vea cómoda dentro de ella?

–No sé a qué se debe. Creo que, a veces, dentro del propio club nos tiramos piedras contra nuestro tejado. Ha habido un descontrol a nivel de directiva y organización entre la sección de baloncesto y la institución, no ha habido un vínculo. Estamos ahora trabajando para que haya una coordinación y se cree ese vínculo y a ver si llegamos a entendernos. No es una guerra, aquí estamos en el mismo barco todos. Yo llego para eso, porque a día de hoy sigo pensando en jugar. Mi objetivo es mejorar la comunicación y las relaciones entre baloncesto y directiva. Vamos a ir poco a poco construyendo la casa por los cimientos y crear una estructura buena de baloncesto.

–¿Qué tal se vive a título personal el paso de jugadora a miembro de la dirección deportiva?

–Con mucha ilusión, es nuevo para mí y me apetece mucho. El verano pasado hice el curso de entrenador superior y con muchas ganas, nervios y responsabilidad. No tiene nada que ver con la etapa anterior, es un cambio muy radical, hay jugadoras y cantera que dependen de ti. Además, estaré con Esther [Muñiz, la entrenadora] y seré su ayudante en primera nacional. Como directora deportiva, en la coordinación, estoy yo sola y toda la responsabilidad es mía.

La apuesta por la cantera, nueva filosofía de la coordinación

Alicia Alonso lo tiene claro: un club no es nada sin su deporte base. El crecimiento y el futuro dependen de ello. «Queremos apostar por la cantera, sobre todo apostar por ella. Vamos a hacer un equipo junior muy competitivo y tenemos muchas ganas. Para hacer la unión, es importante conectar la cantera con el nacional», remacha. «Es necesario que la gente de Segovia se implique más, que vean a las de nacional como un referente y que vean que sí pueden llegar ahí. Hay que dar continuidad».

Fotos

Vídeos