EUROLIGA FEMENINA

Avenida se queda a dos minutos de lograr una gesta en Rusia

Griner, pívot americana del Ekaterimburgo ruso lanza a canasta ante Robinson, de Avenida, en el DIVS Sports Hall. /UMMC
Griner, pívot americana del Ekaterimburgo ruso lanza a canasta ante Robinson, de Avenida, en el DIVS Sports Hall. / UMMC

El equipo salmantino pone contra las cuerdas al gran Ekaterimburgo pero cae y se aleja del tercer puesto de la Euroliga

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

Lástima de minutos finales. El CBAvenida llevó casi al límite al poderoso Ekaterimburgo durante 38 minutos (51-49) pero terminó perdiendo por 60-50 y se quedó a las puertas de hacer una machada que le hubiera abierto de par en par las opciones de luchar por la tercera plaza del igualado y duro grupo B de la Euroliga. El equipo charro, consciente de sus limitaciones ofensivas -su gran rémora este año en Europa- planteó un rocoso partido ante el ‘Eka’ que casi le sale bien aunque al menos (y no es poco) salvó el basketaverage con las de Olaf Lange (en Würzburg ganó Avenida por 13 puntos) aunque con todavía cinco partidos por jugarse y tres de ellos fuera de Salamanca, igualar al Ekaterimburgo en victorias se antoja harto complicado. Con un balance de 5-4, el equipo charro tendrá que ver si le conviene luchar por la cuarta plaza con el Schio -lo que le llevaría a medirse al intocable Dynamo de Kursk de Mondelo en cuartos con la ventaja de campo en contra- o quedarse quinto e intentar llegar lejos en la Eurocup.

Avenida trabajó como equipo pero le falló el acierto en el tiro. Anotó solo 50 puntos y con porcentajes bajísimos (36% en tiros de ‘2’ y un 22% en triples) y tratar de ganar así al ‘Eka’ es complicadísimo. Ganó hasta la batalla del rebote, tiró más veces a canasta, dio más asistencias, robó más balones... pero en este deporte gana el que más puntos mete.

El equipo charro comenzó el partido con malas noticias porque Erika de Souza, su center titular, era baja por una virus gástrico; en el bando rival, ya sin Diana Taurasi en el roster (Maya Moore ocupará su plaza de gran estrella mundial), redebutó con el ‘Eka’ Toliver. Avenida ya empezó muy serio en defensa con Gil y Nicholls haciéndose muy fuertes ante Meesseman y Griner, intercambiándose a sus oponentes; en ataque y después de estrellarse en las primeras acciones penetrando hasta abajo contra Griner, empezó a mirar al aro desde fuera con acierto con un triple de Givens y un tiro exterior de Silvia (6-7, min. 5). Por su parte, el Ekaterimburgo basaba su juego ofensivo en su interior con Meesseman haciendo daño con dos triples y Griner con 8 puntos casi seguidos. Pero no se amilanó Avenida y tampoco lo hizo cuando los dos entrenadores comenzaron a mover los banquillos. Asurmendi se sacó un gran tiple nada más entrar a la pista y Moss acudió dos veces seguidas bajo el aro para dejar el primer cuarto en 16-16.

Todo estaba saliendo a la perfección pero en cuatro minutos el Ekaterimburgo abrió brecha en un cuarto para olvidar de las azules en el que se solo anotaron 4 puntos: el equipo charro se atascó en ataque haciendo el campo muy pequeño empeñándose en penetrar ante las torres rusas (ahora Griner y Sanders), aparecieron las pérdidas (10 al descanso, una incluso ‘curiosa’ porque Robinson le pasó un balón a uno de los árbitros) y en ataque las rusas siguieron apostando por Griner: esta vez con Nicholls descansando, la americana quedó emparejada con Robinson y la azulona es mucho menos dura abajo que la cántabra, por lo que el UMMC se fue con un 10-2 hasta el 25-18 que Ortega intentó frenar con un tiempo muerto. En la siguiente accioón y ya ante Nicholls, la gigante americana logró un 2+1 para poder la renta en +10 (28-18). Nicholls -la mejor de Avenida- fue la encargada de romper la racha de más de 5 minutos sin anotar, pero ahí se quedó el equipo en un segundo cuarto para olvidar que se cerró con 28-20. Lo llamativo es que con lo poco acertado que estuvo el equipo en el tiro (2 de 13 en triples), Ortega no recurriera ni un solo minuto a la alero que le acaban de traer y que es especialista en esos lanzamientos: Mestdagh apenas jugó 6 minutos en la primera parte. La parte positiva es que con solo Nicholls jugando a gran nivel, el Avenida solo estaba a ocho puntos de distancia del poderoso ‘Eka’.

Dos triples casi seguidos en el inicio del tercer cuarto (28-27) de Givens y Nicholls devolvieron el miedo a la grada local. Avenida sabía que tenía que colapsar en ataque al ‘Eka’ y con Nicholls y Gil atrás, el grifo a Griner se le cortó con una zona. Las rusas apenas anotaron 3 puntos en los primeros 6 minutos y Avenida, con Moss y Robinson en plan estelar se colocaron 34-39. Pero el equipo charro malogró claras acciones para incluso aumentar su renta (dos tiros libres de Robinson tras una antideportiva y una bandeja de Asurmendi) y al final el UMMC recortó la renta (38-39, min. 30).

Todo por decidir. Avenida tenía el partido donde quería. Igualado. Pero la experfumera Alba Torrens, desaparecida en el partido hasta entonces, entró en acción y con 4 puntos y una asistencia a Messeman puso el partido en 44-42. Tuvo opciones el equipo de Ortega de seguir plantando batalla pero Givens se empeñó una y otra vez en ser la referencia ofensiva y no una alternativa más con continuos fallos. Con 51-49 y a falta de tres minutos, Avenida ya no anotó más tiros de campo y con el equipo charro en bonus por faltas, Griner desde los tiros libres y Beliakova desde fuera sellaron el triunfo ruso por 60-50, un marcador más abultado de lo que fue el encuentro en realidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos