EUROCUP FEMENINA

Avenida se queda con la miel en los labios y no se mete en la gran final

Silvia Domínguez supera a Alben, del Galtasaray. /MANUEL LAYA
Silvia Domínguez supera a Alben, del Galtasaray. / MANUEL LAYA

El equipo salmantino vence por 57-55 pero necesitaba hacerlo por 8 puntos para estar en la gran final de la segunda competición continental

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Con la miel en los labios. Avenida no podrá lucha por el tercer título europeo de su historia. El equipo salmantino no pudo remontar la eliminatoria de semifinales ante el Galatasaray turco, que ganó en la ida en Estambul por 69-62 y que esta noche pese a peder en Salamanca por 57-55 en un abarrotado pabellón de Würzburg, se mete en la final de la segunda competiición continental. Hoy conocerá su rival entre el Mersin turco y el Reyer Venezia italiano.

El equipo salmantino, que esta temporada ya ha ganado la Supercopa de España y la Copa de la Reina, se centrará ahora en intentar revalidar el título de campeón de Liga en España, algo que ya ha conseguido las dos últimas campañas.

Ortega salió con dos sorpresas con respecto a la ida: la tiradora Mestdagh y Laura Gil -que gran partido de la murciana- para emparejarla con Dubljevic, la ala-pívot montenegrina que tanto daño hizo en la ida junto a Petronyte y Kobryn. A los tres minutos se tuvo que retirar Erika de Souza porque la brasileña cometió dos faltas muy rápidas y entró en la pista Angel Robinson, que el martes no entrenó con el equipo al sentirse indispuesta. Al igual que en la ida, las turcas también dejaron a su estrella en el banquillo, pero Quigley se incorporó a los cuatro minutos a un igualdo choque con 7-4 para las locales gracias al 2+1 de Silvia Domínguez.

El Galatasaray planteó como en Estambul un partido muy duro físicamente, colapsando el interior para que las pívots perfumeras no encontraran situaciones cómodas en la pintura e incomodando en la subida del balón a Silvia Domínguez algo que no 'importó' demasiado a la de Mongat, que tras el 2+1 anotó un triple. Con el segundo del equipo charro, ahora de Moss ya con la segunda artillería azulona en el campo, Avenida se acercó por primera vez a los necesitados +8 (15-9, min. 8) algo que ya alcanzó a 30 segundos del final del priemr cuarto con una canasta de media distancia de Robinson (17-9).

Moss se creció tras su triple al final del primer cuarto y asumió casi todos los balones en el arranque del segundo periodo sin apenas criterio y mucho desacierto y tras robarle un balón Epoupa, Ortega tuvo que parar el partido tras un 0-4 del Galatasaray en poco más de un minuto. La americana y Asurmendi, que tampoco estuvo demasiado acertada, fueron reemplazadas por Silvia y Mestdagh. La capitana volvió a retomar el mando del partido y a partir de ella el equipo volvió a funcionar. Elonu, tras recibir la indicación de que tirara en el anterior ataque, terminó el siguiente con su clásica canasta de cuatro metros a la contra y el +8 volvió al electrónico (23-15, min. 15) lo que provocó ahora el tiempo de la entrenadora del conjunto turco. Entró en acción entonces la estrella del Galatasaray, una Quigley intrascendente hasta entonces pero que con cinco puntos seguidos en posiciones desequilibradas de tiro evitó el descalabro de las suyas (25-22). el despertar de Quigley no intimidó a Avenida. Todo lo contrario: Elonu, emparejada con ella en defensa, tomó la réplica para dejar el marcador al descanso en 31-26.

En la reanudación Erika de Souza apenas tardó un minuto en cometer su tercera falta y marcharse de nuevo al banco. Avenida entró entonces en su primer momento crítico del partido. La permisividad arbitral con los continuos contactos en defensa de las turcas descentró a Avenida y el Galatasaray se coloco 37-37 en el minuto 25 con un 2-7 de parcial tras un triple de Epoupa, excepcional en defensa todo el partido.

Pero el gran mazazo llegó con un triple de Quigley que colocaba el 41-44 solo 12 minutos para el final del partido. El equipo salmantino no encontraba huecos por dentro y por fuera la tiradora o no estaba en el campo o cuando estaba no tenía el día. Aún así, Avenida salvó el escolo para irse al final del periodo por delante por la mínima con 45-44.

El equipo charro arrancó a lo grande el último periodo: triple de Asurmendi y canasta tras rebote ofensivo de Erika de Souza para encender de nuevo a la grada de Würzburg con 50-44. Pero tremendos errores de Moss -uno de ellos fallando sola debajo de la canasta- dieron un respiro a las turcas. Por si fuera poco, dos canastas sobre la bocina de Alben y sobre todo un triple de Quigley (52-51, min. 36). No se entregó Avenida y de la mano de la capitana Silvia Domínguez, con un triple estiró la escasa renta. Quedaban poco menos de tres minutos. Pasó uno sin morverse el 55-51 pero en la siguiente acción el Galatasaray entró en bonus con 2.05 por jugarse. Silvia puso el 57-51. Las turcas no anotaron en el siguiente ataque y Silvia falló un triple, en el rebote los colegiados pitaron falta sobre Petronyte y la lituana anotó solo uno a 1.09 del final. Poco tardaron en igualar las faltas los árbitros y meter también en bonus a las turcas.

Avenida tuvo dos oportunidades para ponerse a 7 puntos, pero en la primera entrada de Silvia los colegiados no pitaron una clara falta y en la segunda marró la de Mongat. Petronyte desde el tiro libre metió uno y el siguiente ataque Elonu falló un triple que ya fue definitivo. Al final, 57-55, a seis puntos de la final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos