LIGA FEMENINA DIA

Avenida se asegura ser cabeza de serie en la Copa ante Bembibre

Erika de Souza se dispone a lanzar a canasta ante Bineta Ndoye, deBembibre./VÍCTOR ANTORAZ
Erika de Souza se dispone a lanzar a canasta ante Bineta Ndoye, deBembibre. / VÍCTOR ANTORAZ

El equipo salmantino se lleva el derbi regional en un duelo con la tracicional lluvia de peluches al descanso y una novedosa batucada

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

Un Avenida al ‘tran-tran’, como definió su entrenador tras el partido, logró ayer ante el Embutidos Pajariel Bembibre su séptima victoria consecutiva en la Liga Femenina Dia (77-65), triunfo con el que certifica a falta de una jornada para el final de la primera vuelta de la competición ser cabeza de serie en la próxima Copa de la Reina aún sin sede. El equipo salmantino tiró de profundidad de banquillo, calidad en el interior y profesionalidad para sacar el encuentro ante un conjunto berciano que dejó una gran imagen en Würzburg en una jornada que también será recordada por el gran éxito del descanso en el que, a iniciativa de la Peña La Ranita, se volvió a realizar la lluvia de peluches para los niños más solicitados que además en esta ocasión estuvo aderezada por una impresionante batucada que deleitó al público. Fue el último partido en casa del año 2017 y Avenida y su afición lo cerraron con una sonrisa plena.

En cuanto Bembibre sin duda hay que destacar su gran encuentro, y mucho más tras el mazazo que recibió la pasada semana en Zaragoza cuando perdió por una grave lesión a una de sus mejores jugadoras (la pívot canadiense Quinn Dornstauder) en una plantilla ya de por sí corta desde el inicio y que les llevará a pelear por no pasar apuros para mantener la categoría. Al equipo de Fran García le pasó lo que a muchos cuando llegan a la capital salmantina en l a Liga Femenina. Que llegan sin presión porque ya ‘cuentan’ con la lógica derrota su casillero por la enorme diferencia de plantillas y esa ausencia de presión es la que lleva a las jugadoras a jugar más sueltas que de costumbre para ir creciéndose con el paso de los minutos. Ayer Britanny Brown fue un claro ejemplo: partidazo de la americana con 25 puntos y 6 rebotes asumiendo gran parte del juego. Pero también como le pasa a todos esos equipos que llegan carentes de presión delante de la marea azul, que tras el descanso la lógica aplastante de la profundidad de plantilla y el paso al frente en defensa que hace Avenida en la reanudación es suficiente para sacar los partidos. Ayer Bembibre aguantó 21 minutos a un Avenida que, tras ganar el BLMAen la Euroliga el pasado miércoles, triunfo que le mantiene en la lucha por los cuartos de final de la máxima competición continental, ya tiene en mente el partidazo de Ekaterimburgo del próximo miércoles que les podría abrir con enorme machada de por medio las puertas de la siguiente ronda a poco bien que se le dé la segunda vuelta a las de Miguel Ángel Ortega. Además, ayer se conoció que el poderoso equipo ruso ha perdido a Diana Taurasi, la considerada mejor jugadora del mundo que, eso sí, estaba realizando una temporada pobrísima hasta el momento.

Lo más positivo de ayer en Avenida y con la pívot Angel Robinson de baja por la lesión que se produjo en Francia que parece que no le apartara de partido en Rusia del miércoles, fue sin duda el juego interior confirmando Laura Nicholls la mejoría de la última semana (14 puntos y 7 rebotes) estando mucho más centrada en la pista en ataque y en defensa, y los 17 puntos y 7 capturas de la brasileña, que recogió el testigo de la cántabra en la segunda mitad para olvidar, al menos por unos minutos su persistente lesión de rodilla que la trae de cabeza desde el inicio de temporada, para brillar con luz propia en la zona ante la falta de kilos y centímetros dentro del Embutidos Pajariel Bembibre. Tampoco hay que olvidar a LauraGil, recién salida de su grave esguince de tobillo y que ha vuelto a un nivel altísimo en defensa -como en ella es habitual- pero es que además sumando en ataque (ayer 10 puntos).

Además, y no menos importante, el papel destacado de Kim Mestadgh. Tras dos partidos cogiéndole el pulso al equipo, la alero belga ya se va entendiendo con sus compañeras para recibir el balón bien colocada y soltar así con mayor garantía su certero triple desde más allá de 6,75. Ayer acabó con tres triples y 13 puntos en total.

El partido se inició con un intercambio de canastas (11-11, min. 6)que permitió a Bembibre coger la necesaria confianza como para intentar brindar un buen partido a su compañera Quinn Dornstauder. Dos triples seguidos de Laura Aliaga colocaron 15-19 a las de Fran García pero un triple final esquinado de Moss sobre la bocina dejaba a las salmantinas 20-19 tras los alegres primeros diez minutos.

No se amilanó el equipo berciano con Stanacev recogiendo el testigo de sus compañeras con cinco puntos seguidos (22-27) que no tardó en dar la vuelta Avenida al quedarse estancado el conjunto leonés en 29 puntos (37-29) con Avenida encontrando tiros liberados para la belga Kim Mestadgh. Aun le quedaban fuerzas y valentía a Bembibre para recortar al descanso con 41-38 y unos excelentes porcentajes de tiro por encima del 50% en tiros de ‘2’ y 4 de 7 en triples y manteniendo el rebote igualado (19 capturas para cada uno). Brown llevaba ella solita al descanso 17 puntos.

Otra vez el tercer cuarto

Pero como suele pasar en España, el tercer cuarto se le empieza a hacer largo a los equipos visitantes en Würzburg. Entre que la defensa local sube un punto y que Avenida decidió apostar firmemente por aprovechar su enorme poderío físico en el interior, a Bembibre se le empezó a hacer lago el partido. Sus tiros, ahora también muchos de ellos liberados, se quedaban cortos y Avenida podía correr para encontrar huecos para Laura Nicholls y Erika de Souza:7 puntos de cada una en este tercer cuarto le dieron una renta de diez puntos a las de Ortega rápidamente que fueron decisivos para controlar a distancia a las de Fran García.

Con 62-51 se inició el último periodo pero con la sensación de que el duelo estaba sentenciado. Erika culminó su gran partido con haciéndose más enorme de lo que ya es en la pintura y el equipo salmantino tuvo un cómodo camino hacia los minutos finales del partido. En el último entró a la pista Laura Quevedo -ayer solo jugó 5 en total- que ha perdido toda la confianza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos