EUROLIGA FEMENINA

Avenida arranca con repaso a un débil BLMA

Laura Quevedo se dispone a realizar una bandeja ante dos rivales del Lattes Montpellier. / MANUEL LAYA

El equipo salmantino inicia su 12ª Euroliga femenina aplastando a un débil Montpellier

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSALAMANCA

El Perfumerías Avenida estrenó ayer su 12ª temporada en la Euroliga femenina, todas ellas consecutivas, con una cómoda victoria ante el Lattes Montpellier (BLMA) por 64-34, conjunto francés llegado al durísimo grupo B de la máxima competición continental desde la fase previa. El equipo de Miguel Ángel Ortega, que se ha puesto como reto este curso intentar dar un paso más y superar la eliminación de cuartos de final de la pasada campaña para aspirar a estar en la Final-Four, inicia de esta forma la temporada con una importante victoria en una primera vuelta favorable para sus intereses -tienen cinco de los siete partidos en Würzburg- para encaminar una buena clasificación en el grupo para después afrontar la segunda vuelta en una situación de privilegio que le permita soñar con uno de los dos primeros puestos que dan derecho a jugar los cuartos de final con ventaja de campo.

El espectador de Würzburg no guardará el partido de ayer en su memoria con el paso de los años. Entre que los colegiados, en contra del criterio de temporadas anteriores en la Euroliga, señalaron cualquier contacto como falta, y que los dos equipos estuvieron romos en ataque con estadísticas muy pobres en el tiro, el ritmo del partido fue siempre lento. Eso sí, controlado en todo momento por un Avenida que volvió a tirar de su excelente defensa para dejar al BLMA en apenas 16 puntos al descanso y 34 al final del partido, algo impropio para un equipo de Euroliga (25% de acierto en tiros de campo). Otro factor a reseñar y que influyó en este aspecto según explicó Ortega en la sala de prensa tras el encuentro es que la pista estaba muy resbaladiza e impidió el normal desplazamiento de las jugadoras por el parqué.

Los nervios y tensión del primer partido de la Euroliga se notaron desde el inicio. Hasta que pasaron tres minutos de juego no se anotó la primera canasta en juego y fue Erika de Souza por parte local. Le costó entrar en ritmo de juego a los dos equipos y más con el concierto de ‘pito’ que dieron los árbitros desde el inicio señalando cualquier contacto como falta. Comenzaron ya parcos en ataque los dos equipos: a Avenida le costaba abrir huecos para sus interiores -ayer arrancaron Erika y Robinson- y que por fuera no tenía referencias -Elonu y Givens no son lanzadoras desde más allá de 6,75-. Casi hasta el minuto 5 hubo que esperar para presenciar la primera canasta del BLMA de las manos de la experfumera Kobryn (6-2), un Montpellier que arrancó buscando en primer lugar tiros cómodos para sus tiradoras (Baer y Hurt) pero que ante sus fallos comenzaron a derivar los balones hacia el interior. La polaca fue la única que dio la cara -sumó 6 de los 8 puntos de su equipo en el primer cuarto-. Pero luego desapareció.

Las galas entraron ya a los cinco minutos en bonus, lo que le dio a las de Ortega la opción de terminar gran parte de sus ataques desde la línea de tiros libres (hasta ocho lanzó ya en los primeros seis minutos para poner el 11-2 en el marcador para un total de 12 en diez minutos). Se puso en zona el BLMA y a las primeras de cambio Asurmendi y Moss, con dos triples seguidos, le quitaron las ganas de mantenerla al técnico galo (19-6). Con el 20-8 arrancó el segundo periodo. Avenida parecía tenerlo todo controlado: defendía bien y anotaba. Pero hubo dos pérdidas, tres canastas fáciles del BLMA a la contra, empezaron las rotaciones y el equipo salmantino se descontroló. Fue solo un momento pero Ortega paró el partido con 26-15 porque no quería dar opciones a que las francesas se metieran en el partido pero es que fue imposible porque las Rachid Meziane no paraban de fallar tiros cómodos. A 1.39 para el descanso, el parcial reflejaba un 8-7 para las locales. Avenida cerró la primera parte con 30-16, una primera mitad flojísima de ambos y con unos porcentajes de tiro de muy pobres: los dos con un 33% de acierto en tiros de ‘2’. Eso sí, Avenida era el dueño y señor del rebote (26 capturas a 13) y marcó su diferencia por los tiros libres lanzados (12 por solo 3 de las visitantes).

5 puntos en el tercer cuarto

Parecía difícil que el Montpellier superara su esperpento en ataque... pero lo hizo en el tercer cuarto con solo 5 puntos anotados. Ver para creer. A Avenida solo le hizo falta dejar correr un poco la bola y aumentar un poco su acierto para dispararse. Elonu, la única que estuvo 100% durante todo el partido, aprovechó su rapidez y versatilidad en la zona, para acabar de romper el partido en el primer tramo del tercer cuarto ante un BLMA que ‘intentaba’ superarse a sí mismo: dos puntos en cinco minutos. Con ello y dos triples de Avenida (Silvia y Robinson), el 40-18 del minuto 15 era ya la sentencia del partido. Fueron los mejores minutos locales del partido, por fin con algo de ritmo y continuidad en el juego de las de Ortega. Después todo volvió a caer para cerrarse este tercer periodo con 46-21.

En el último periodo, ya con todo decidido, tampoco varió un ápice el partido y se cerró con la máxima renta del partido (64-34). Primera victoria para encarar con los deberes hechos la visita del poderoso UMMC Ekaterimburgo. El curso pasado ya perdió en Würzburg en la primera jornada. Ahora ya vendrán más que avisadas.

Fotos

Vídeos