LIGA EBA

El acierto rival en los triples condena al Aquimisa ante un Gijón en racha

Ebinum protege el balón ante dos rivales/ARNALDO GARCÍA / EL COMERCIO
Ebinum protege el balón ante dos rivales / ARNALDO GARCÍA / EL COMERCIO

Los de Victor Rico ganaron el primer cuarto pero los asturianos, que llevan nueve victorias seguidas, se adueñaron del marcador y no dejaron escapar el partido

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Aquimisa Carbajosa cayó derrotado por 87-79 en su vista al Gijón Basket, segundo clasificado solo por detrás del invicto Marín Peixe, y que ha conseguido de esta forma su novena victoria consecutiva. La clave del encuentro estuvo en el extraordinario acierto de los asturianos en los lanzamientos de tres, con 15 convertidos de 27 intentos, un 56%, mientras que los salmantinos solo han metido 7 de los 30 que han tirado.

El conjunto de Víctor Rico añadió a la ausencia de Imobach Pomares la de Richard Peters, que no pudo jugar por problemas en un tobillo, y la lesión de Raúl Crespo mediado el partido.

Buen arranque

El choque comenzó con un ritmo frenético, en un primer cuarto en el que los ataques pudieron siempre con las defensas, terminando con un llamativo 27-29 para los charros.

El Aquimisa comenzó muy bien y se fue printo hasta los 8 puntos de ventaja (5-13) tras un triple de Pendleton, pero los asturianos con tres aciertos consecutivos desde la línea de 6.75 que dieron la vuelta al marcador (25-22). Una acción de 2+1 de Gabriel Román y dos canastas de Pendleton hicieron que los de Víctor Rico fueran por delante tras los primeros diez minutos.

El Aquimisa Carbajosa mandó en el marcador hasta el 36-37 del minuto 17, pero a partir de ahí el Gijón Basket aprovechó para abrir brecha en el marcador apoyado en su acierto de cara a ccanasta.

Con un buen Gijón Basket que llevaba 8 victorias consecutivas en liga y que parecía estar «enchufado» en el partido, el compromiso parecía sentenciado, pero los de Víctor Rico volvieron a meterse en el encuentro mejorando en defensa y volviendo a anotar con fluidez, y tras un triple de Young, justo después de la quinta personal de Pendleton, se colocaron a 8 puntos a poco más de cuatro minutos del final (77-69).

La diferencia pudo ser menor si hubieran entrado otro triple de Young o los tiros libres de Ebinum, pero no hubo suerte en el final del partido.

El Aquimisa llegó a ponerse a 7 puntos en el último minuto, pero Hatch se mostró muy seguro desde la línea de personal y se encargó de que el triunfo se quedara en Gijón: 87-79.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos