LIGA FEMENINA

La sexta Copa de Avenida pasa por Girona

Elonu lanza por encima de varias rivales del Gernika Bizkaia
Elonu lanza por encima de varias rivales del Gernika Bizkaia / A. NEVADO / FEB
  • El equipo salmantino pasa por encima a Gernika y hoy disputará la final del torneo del KO ante el equipo anfitrión

La final esperada. Perfumerías Avenida de Salamanca y Spar Citylift Girona, los dos mejores equipos de la Liga Femenina, disputan hoy a partir de las 20:30 horas, partido que será televisado en directo para toda España por Teledeporte) la final de la Copa de la Reina.

El equipo salmantino doblegó ayer sin problemas al Gernika Bizkaia (48-72), el único equipo que le había derrota esta temporada en España en la Liga regular, y disputará su 12ª final copera de su historia, la sexta consecutiva, en la que intentará conquistar precisamente su sexto título del KO tras sus triunfos en los años 2005, 2006, 2012, 2014 y 2015. Lo hará ante un Girona, que debuta en las finales de Copa de la Reina, y que ayer sufrió mucho más de lo esperado para derrotar al ascendido Araski, que vendió muy cara su derrota hasta el final por 71-78. Las catalanas, anfitrionas, tendrán una pabellón de Fontajau a buen seguro repleto de sus seguidores para intentar evitar el doblete de un Avenida que ya conquistó a inicios de la temporada la Supercopa de España.

En Avenida, en su 25 aniversario en la elite del basket nacional, tienen muy claro que este año quieren conquistar el triplete de Liga, Copa y Supercopa por primera vez en su historia y ni siquiera el feo de la Federación Española de no concederle a Salamanca ser sede de este torneo debe servir de excusa para lograrlo. Buena muestra de ello la dieron ayer en las semifinales.

Avenida fue muy superior a su rival en todos los aspectos del juego: con una defensa como en los mejores partidos de Euroliga de esta temporada, el equipo de Ortega tuvo ayer un día muy inspirado en ataque con casi un 60% de acierto en tiros de ‘2’ y un 55% en triples;ayer hasta dominó el rebote, su gran asignatura pendiente del curso, y no necesitó la mejor versión de ninguna de sus jugadoras para plantarse en la final. Las Givens, Elonu, Silvia, Erika o Alana exhibieron su calidad a pinceladas y después, con todo resuelto, se marcharon a descansar para la final. Es decir, todo a pedir de boca para Avenida.

Ortega salió con un quinteto muy físico para intimidar desde el inicio a su rival. Avenida, tras ver clasificarse a Girona con sufrimiento, no quería sorpresas y menos ante el hasta ahora único rival que ha logrado batirle en España esta temporada. Fue en la Liga y al inicio del curso. Así, con Silvia a los mandos, salieron en el exterior dos bregadoras como Givens y Alana Beard, y por dentro con la líder Elonu y la ya recuperada Erika de Souza una vez superados sus problemas estomacales que le hicieron perderse los dos últimos partidos del equipo.

Como si de una auténtica final se tratase, Avenida salió tremendamente concentrado a la pista. La agresividad de Givens y Alana en el exterior fue una tortura para las vascas, que empezaron a perder balones desde los primeros minutos.

Por si fuera poco, el equipo salmantino arrancó con un tremendo acierto en el tiro, lo que disparó a las de Ortega que ya ganaban 2-19 a los siete minutos tras un triple de Milovanovic. Si Erika de Souza comenzó mandando bajo los aros, Givens no solo defendía sino que finalizaba casi todas las contras de las perfumeras que mandaban al final del primer cuarto (9-21).

El conjunto vasco intentó poner en aprietos a las grandes favoritas al título pasando a una zona que tampoco fue efectiva porque nada más ponerla Silvia Domínguez la rompió con un triple.

El equipo salmantino seguía igual de serio en defensa, forzando pérdidas en el rival (15 al descanso) para un Avenida que robó 10 balones en la primera parte ante un Gernika por momentos asustados ante la autoridad que mostró ayer el equipo de Ortega.

Silvia Domínguez dio un auténtico recital de asistencias de las que se beneficiaron especialmente las interiores, con Elonu haciendo ya de las suyas en un gran segundo cuarto, para un partido que se fue al descanso con 21-37.

Avenida no quería dejar ni un atisbo de reacción al Gernika Bizkaia y si la versión defensiva había sido brillante hasta entonces, en el tercer cuarto lo fue aún más dejando a su rival en solo 8 puntos y dos de ellos llegaron con un tiro sobre la bocina de una apagada María Pina. Con todo ya muy claro, Miguel Ángel Ortega comenzó a cuidar jugadoras pensando en la final de hoy. Era más que lógico para premiar a toda la plantilla teniendo en cuenta también el choque del pasado miércoles ante Sopron en la Euroliga. Así, las Ángela Salvadores y Laura Quevedo tuvieron muchos minutos en la pista para cerrar el cuarto con 29-54.

Los diez últimos minutos, como se suele decir en baloncesto, ya fueron los de la ‘basura’. Gernika era consciente de que no tenía nada que hacer más que disfrutar de su semifinal para intentar reducir la renta e irse de la Copa de la Reina con un sabor un tanto menos amargo frente a un Avenida que ya jugó con el pie algo levantado del acelerador. Al final, 48-72 y hoy a por el sexto título en Girona con toda la afición en contra.