El Norte de Castilla

LIGA FEMENINA

El clásico que puede marcar la Liga

Jordana defiende a Marginean la temporada pasada.
Jordana defiende a Marginean la temporada pasada. / MANUEL LAYA
  • Un Avenida con Erika de Souza y Miloglav visita al líder invicto Girona en Fontajau

El partido de los partidos en la Liga Femenina. Los dos últimos campeones de España, el Spar Citylift Girona (2015)y el Perfumerías Avenida (2016) comienzan esta tarde su particular pulso por los títulos nacionales de la temporada 2016-2017. Ambos conjuntos se enfrentan esta tarde en Fontajau a partir de las 18 horas (Febtv en directo) en la décima jornada de la Liga Femenina, un duelo que viene marcado por las importantes ausencias en los dos equipos en los entrenamientos de esta semana tanto por la ‘ventana’ internacional de selecciones nacionales, las lesiones y los recientes fichajes de Avenida. Así, mientras en las locales han faltado hasta el viernes Silva y Spanou, en Avenida no han entrenado Marginean y Milovanovic, mientras que Laura Gil y Silvia Domínguez se han ido incorporando al grupo de sus dolencias durante la semana y no estarán al 100%, sin olvidar que Erika de Souza llegó el viernes de Brasil, fue presentada, y hoy estará en el banquillo sin haber entrenador con sus compañeras, y el último fichaje, la base croata Carmen Miloglav también debutará ante las gerundenses.

Las catalanas llegan a la cita como líderes invictas -no han perdido en todo lo que va de temporada ni en la competición nacional ni en la Eurocup-, mientras que las de Ortega están a una victoria tras el traspié que sufrieron ante el tercer clasificado, el Gernika Bizkaia.

Eso sí, en el apartado estadístico los números hablan de mucha igualdad porque mientras Girona es mejor en anotación con un promedio de 77,1 puntos por partido por los 70,6 de las azulonas o llevan 36,9 rebotes (31,8 charros), Avenida tiene mejor defensa (51,6 puntos encajados por los 62 de las de Suris) y ostenta mejores porcentajes de tiro de ‘2’ (49,8% por 46,4) y ‘3’ (35,3% por 34,3).

El problema para Ortega es si a partir de ahora y con los drásticos cambios en la plantilla, su equipo podrá seguir manteniendo las señas de identidad que había tenido hasta ahora. El estado físico de Erika de Souza, por ejemplo, es una incógnita y su presencia en la zona debería ayudar mucho a las azulonas aunque quizá más adelante con la carioca más asentada en Salamanca.

El duelo en los banquillos enfrentará al inexperto Eric Surís, que las últimas temporadas ha dirigido en Liga EBA y que este verano dio el salto al equipo catalán de Liga Femenina, y en Avenida estará Miguel Ángel Ortega, que ya dirigió aGirona la pasada campaña antes de recalar en Avenida para terminar ganando la Liga.

Aunque el duelo sea ‘solo’ de la décima jornada, a nadie le escapa que con estos dos clubes como los máximos favoritos a luchar por los títulos por presupuesto, si Girona vence hoy habrá dado un importante paso para asegurarse el primer puesto del campeonato regular, que otorga la ventaja de campo tanto en las semifinales como un una hipotética final de la Liga. Sacaría ya dos victorias a las de Ortega y por tanto Avenida ya no dependería de sí mismo para aspirar al primer puesto. Las azulonas estarían obligadas casi a no fallar más en toda la fase regular, ganar a Girona en Würzburg y esperar otro tropiezo de las de Surís.