El Norte de Castilla

Alejandra de la Fuente intenta la canasta, en un partido anterior.
Alejandra de la Fuente intenta la canasta, en un partido anterior. / R. Otazo

baloncesto femenino

Nueva derrota del Ponce en Barcelona

  • El mayor banquillo del Joventut Les Corts se impuso a las vallisoletanas

Por segunda semana consecutiva las vallisoletanas volvían a visitar Barcelona, en una muestra de lo exigente del calendario, y de nuevo vivieron un partido en el que compitieron durante 30 minutos pero no pudieron hacer lo propio en el último periodo. La falta de fondo de armario tras la salida de April Wilson volvió a condicionar en exceso el resultado para las jugadoras de Ponce Valladolid.

Las pucelanas, que se presentaban al encuentro con nueve jugadoras disponibles, cuatro de ellas en edad júnior, tardaron en entrar en el mismo ante un Joventut Les Corts que comenzó mucho más entonado de cara al aro, haciendo que las primeras ventajas cayeran del lado catalán (23-14 al final del primer cuarto). En el segundo periodo las defensas se impusieron sobre los ataques, y las visitantes fueron capaces de imponer la suya ante sus rivales y la pareja arbitral, desquiciante e irrespetuosa. Los intentos de remontada vallisoletanos no fueron suficientes y el electrónico reflejaba en el descanso una ventaja de siete puntos para un Joventut Les Corts más entonado de cara al aro (33-26).

Tras la reanudación, las vallisoletanas salieron convencidas de que se le podía dar la vuelta al partido, y lideradas por Alejandra de la Fuente, fueron capaces de voltear el marcador hasta lograr ponerse por delante en el mismo (40-41), pero dos desafortunadas acciones defensivas terminaron con dos triples locales que pusieron de nuevo a las barcelonesas al mando del encuentro (48-43). Aún quedaban 10 minutos en los que podía pasar de todo, pero la gasolina se terminó para las jugadoras de David Barrio, que no pudieron reponerse al constante sobreesfuerzo de los primeros 30 minutos, teniendo el último cuarto un color claramente local, con las pucelanas siempre a remolque en cada defensa y en cada ataque. Esto hizo que el monólogo catalán pusiera en el marcador el definitivo 71-53, que si bien hace justicia con los méritos del conjunto local, no así con lo acontecido en un partido más igualado que lo que reflejan los guarismos finales.

Cuarta derrota consecutiva del joven equipo de Ponce Valladolid, que debe reponerse de esta racha para intentar volver a la senda de la victoria cuanto antes. El próximo domingo, a las 17:00, en el Lalo García, habrá una nueva oportunidad para ello ante el potente RC Celta Zorka, con una plantilla concebida para luchar por el ascenso, pero al que los resultados no están acompañando por el momento.