El Norte de Castilla

LIGA FEMENINA

Avenida, cuando y como quiso

Wheeler, defendida por Molina, se dispone a iniciar una jugada ante el Campus Promete.
Wheeler, defendida por Molina, se dispone a iniciar una jugada ante el Campus Promete. / LA RIOJA
  • Un equipo salmantino con una marcha menos en tres cuartos del partido, despertó en el último para apalizar al Campus Promete con Wheeler como referencia ofensiva

Es lo que tiene el estrés de la Euroliga. Que después cuesta ponerse las ‘pilas’ para la Liga Femenina cuando el rival no es de los fuertes. El CB Avenida sumó ayer su séptima victoria liguera tras imponerse por 61-79 al Campus Promete de Logroño en un choque que ganó cuándo y cómo quiso. Le valió con la tercera marcha durante los tres primeros cuartos para mantener una renta de diez puntos con un voluntarioso rival, al que avasalló en los primeros minutos del último periodo para sentenciar un encuentro controlado en todo momento. Erica Wheeler fue, por fin desde que llegó, la referencia ofensiva del equipo. La WNBA cuajó tres primeros cuartos de mucho nivel (22 puntos), aunque actuando mucho mejor como escolta junto a Silvia Domínguez. Eso sí la sentencia definitiva no llegó hasta que la catalana, que ayer cumplía su partido 300 oficial con la elástica azul, y Milovanovic se pusieron serias en el último periodo.

Con el triunfo, el séptimo de la Liga, el equipo charro sigue a una victoria del líder Girona, que ayer sufrió para derrotar al Gernika, tercero, que queda ya a una victoria de las de Ortega.

El primer cuarto estuvo marcado por el interés de Avenida de romper el partido cuanto antes, pero las riojanas, con la ilusión de medirse al gran favorito en España y los buenos porcentajes de tiro, aguantaron el primer empujón charro. El 2-8 de los primeros instantes podían hacer presagiar un camino plácido para las de Ortega, pero el Campus Promete se pudo mantener con dos triples cerca de las visitantes, Givens anotando 9 de los 17 puntos de las perfumeras que cerraron el cuarto con 14-20 a su favor.

Pero solo dos puntos anotados en los tres primeros minutos del segundo periodo obligaron a Ortega a parar el partido con 19-22 y ya tres faltas cometidas. Las ideas en ataque no estaban claras con Erica Wheeler en la dirección y Juana Molina ponía el empate a 22 puntos con un nuevo triple de las locales para completar un 8-0 de parcial que devolvió a Silvia Domínguez a la pista. Pero otro triple, ahora de María España, le daba la primera ventaja a las de Andreu Bou (25-24, min. 15).

Ese fue el primer punto de inflexión para Avenida. Ortega metió a las dos bases en cancha para dinamizar el juego a trompicones de las suyas y la reacción fue inmediata. Silvia abrió un parcial de 2-13 con el primer triple del equipo charro en el partido y a partir de ahí Wheeler, como escolta, se soltó en ataque para liderar el 34-46 al descanso, la máxima renta de Avenida en el partido.

El conjunto de Bou no se dio por vencido pero solo contaba con la activa Nicole Romeo para combatir a un CBAvenida en el que Erica Wheeler cuajó su primer gran partido desde que llegó a España. La americana, mejor como escolta cuando Silvia estaba en cancha, fue la encargada de mantener a raya al voluntarioso Campus Promete. Precisamente la catalana, con cuatro puntos seguidos tras dos acciones defensivas de mérito, cerró el cuarto en 50-59 para las visitantes.

En el último periodo, Avenida no quiso sorpresas y dio el golpe definitivo. Curiosamente la sentencia llegó con la referencia ofensiva ayer, Wheeler, descansando. Comenzó con dos triples seguidos de una hasta entonces desaparecida Milovanovic que ponía más cuesta arriba el partido para las de Logroño. El parcial a favor de las salmantinas fue de 2-11 tras el tercer triple de la serbia (52-70) ante un Campus Promete que se dio un golpe de realidad ante el poderoso Avenida.

Ya con la gran diferencia, Ortega dio minutos a ÁngelaSalvadores, en el banco hasta entonces, pero siguió manteniendo en cancha a jugadoras como Milovanovic, Silvia o Givens, que mantuvo su excelente defensa hasta su último segundo en la pista.