El Norte de Castilla

EUROLIGA FEMENINA

Éxtasis europeo en el CB Avenida para empezar

Milovanovic celebra una canasta delante del banquillo del Ekaterimburgo.
Milovanovic celebra una canasta delante del banquillo del Ekaterimburgo. / MANUEL LAYA
  • El equipo salmantino derrota al UMMC Ekaterimburgo, actual campeón de Europa, en un encuentro excelso de las de Ortega en la primera jornada de la Euroliga femenina

Nuevo ‘milagro’ deportivo en Würzburg. No es la primera vez que un gigante europeo cae en el coliseo perfumero, pero no por ello hay que restarle un ápice de mérito al importantísimo triunfo de Perfumerías Avenida ayer ante el UMMC Ekaterimburgo, actual campeón de Europa, en la primera jornada de la Euroliga femenina (83-72). Cierto es que al UMMC le faltaban jugadoras de enorme nivel como Diana Taurasi o Sancho Lyttle, ésta última ya sentada en el banquillo vestida de calle, pero es que en la pista había ayer jugadoras WNBA como Griner, Nolan, Meesseman… o la plata olímpica Alba Torrens, sin duda la mejor de las rusas.

Avenida llegaba al partido después de la derrota liguera del sábado en Gernika y con unos evidentes problemas en el juego interior que ayer escondió a la perfección -empató el duelo del rebote- con la entrega de todo el equipo ante torres como Griner o Vieru, ambas por encima de los dos metros. Si el partido tuvo nombres propios ayer, sin duda fueron los de Silvia Domínguez y Jelena Milovanovic (26 puntos) . Dos jugadoras que por circunstancias están en Avenida pero con un nivel de grande de Europa. Memorable su partido de ayer al que también se sumaron Elonu (18 puntos) y Laura Gil, con una defensa brillante sobre Griner.

El triunfo de ayer no hace sino confirmar lo que viene avisando el técnico Miguel Ángel Ortega: que quiere meter al equipo en los cuartos de final esta temporada. No muchos equipos van a poder derrotar al UMMC y por eso Avenida ya tiene una victoria con la que muchos no van a poder contar. El catalán ha cargado de intensidad al equipo gracias a la complicidad de jugadoras claves como Silvia, Milovanovic, Gil o Givens y con ese esfuerzo constante, Avenida se subió ayer a las ‘barbas’ del poderosísimo conjunto ruso, que ayer hincó la rodilla en Würzburg. Algo que por cierto no es nuevo, porque de sus cinco visitas solo ha logrado ganar en una.

Ortega arrancó con Gil en el cinco inicial para intentar frenar a Griner. Pese a la enorme diferencia física con la americana -Krivacevic no le ofrece garantías defensivas al técnico catalán para tan enorme encargo- y la apuesta le salió que ni ‘pintada’ porque la americana acabó desquiciada en el banquillo por una técnica y con solo 12 puntos.

El conjunto charro no tardó ni 30 segundos en cambiar el chip con respecto a la derrota liguera de Gernika del pasado sábado porque Avenida salió a morder a la pista. Con una constante defensa de ayudas y unos ataques eléctricos, las salmantinas se colocaron 11-4 ante el campeón de Europa en apenas cuatro minutos, lo que obligó a Lange a pedir su primer tiempo muerto. Poco después retiró de la pista a una desacertada Alba Torrens -que luego fue la referencia ofensiva de las suyas-. El conjunto charro, que en Gernika estuvo muy desacertado en el tiro en Gernika, ante el UMMC arrancó entrándole todo. Así, tras realizar penetraciones para mover a la defensa, el balón terminaba casi siempre fuera con lanzamientos certeros. Y además, en defensa las jugadoras de Ortega se multiplicaban a la hora de ir a por el rebote para impedir segundas opciones.

La renta llegó a ser en este primer cuarto de +13 (19-6) con un UMMC muy desacertado en el tiro, sorprendido por la intensidad del rival y con una Gil haciendo un extraordinario trabajo defensivo con Griner, que cometió además muy pronto su segunda falta. Sin embargo, Alba Torrens salió al rescate de las rusas y con cinco puntos seguidos, la última canasta sobre la bocina, dejó el marcador en un inmerecido 23-15. No habían hecho mérito para tanto las rusas.

Esa fuerza de Torrens se contagió a su equipo y en el inicio del segundo periodo apenas tardaron dos minutos y medio en forzar el tiempo de Ortega con un 2-8 de parcial (25-23) con el interior Griner-Meesseman ya haciendo daño. Pero Avenida paró bien el primer golpe del Ekaterimburgo respondiendo con un 9-0, con cinco puntos seguidos de una Milovanovic, que tan pronto anotaba un triple con la defensora encima, y en la siguiente acción se marchaba hacia dentro en penetración ante toda la artillería pesado del UMMC. Total, que Lange tuvo que ir rápido a la mesa de anotación a parar el partido con 34-23 en el minuto 15. No se conformó la serbia con eso, y en la siguiente acción le metió un triple de siete a metros a Griner en la cara para poner el +16 (39-23). La primera parte terminó con un 43-29 espectacular. La mejor primera parte del equipo en años ante un grande de Europa. Pocos equipos habrán dejado al UMMC en 29 puntos al descanso.

El reto era mantener ese nivel en la segunda y que el UMMC no despertara claro. Milovanovic puso toda la carne en el asador para impedirlo y se echó el equipo a la espalda para abortar el buen arranque ruso. La serbia anotó los primeros siete puntos de su equipo, con un nuevo triple, para poner el 50-36 del minuto 23. Pero si el partido era bueno de la serbia, no lo era mucho menos el de Silvia Domínguez. Seguro que alguno ayer en el UMMC pensó que cómo podían haberla dejado escapar…

Si los ataques en la primera parte eran eléctricos, en la segunda parte Avenida los alargó mucho más para ir dosificando la renta, aunque sin bajar casi el acierto, lo que permitió a las de Ortega irse al último periodo con 63-52 a su favor. Eso sí, tras regalarle Marginean dos tiros libres a Alba Torrens con el marcador a cero.

Milovanocic y Silvia

Faltaban diez minutos para un nuevo ‘milagro’ deportivo en Würzburg . Y el último cuarto no pudo empezar mejor, con falta y posterior técnico para Griner que la echaba del partido al ser la quinta. Las de Ortega llegaron a ponerse 16 arriba (73-57) a 6.28 del final tras un 2+1 de Milovanovic, pero claro ganar a un campeón de Europa no es nada sencillo. El Ekaterimburgo hizo una última intentona recortando seis puntos de golpe. Pero Silvia Domínguez redondeó su enorme partido con un triple que cerró el partido a 2.38 con 78-66. Al final, 83-72 y Avenida ya tiene en su haber una victoria con la que no contaba. en la Euroliga femenina.