El Norte de Castilla

Esther Muñiz, entrenadora del Unami Venta Magullo.
Esther Muñiz, entrenadora del Unami Venta Magullo. / Antonio de Torre

baloncesto

La defensa, clave en la primera victoria del Unami Venta Magullo

  • «Para ser el primer partido, fue mejor de lo que esperaba», dice su entrenadora Esther Muñiz

No ha podido tener un comienzo mejor. «Fue mejor de lo que esperaba en un principio». Así definió Esther Muñiz, la entrenadora del equipo de baloncesto del Unami Venta Magullo, la victoria de sus jugadoras en el primer partido de Liga frente al Agustinos Levidrio (70-59) «un rival más rodado que nosotras», añadió. Tuvo el encuentro controlado y marcó el ritmo desde el principio.

Atrás queda la resaca del verano, aunque es inevitable que afloren los recuerdos de la pasada temporada. La Liga acaba de empezar y más de uno ya está pensando en ‘play offs’ y ascensos. Esther Muñiz prefiere aplicar la máxima ‘cholista’ del partido a partido. «Esto acaba de empezar, así que es mejor ir poco a poco, que la Liga es muy larga», añadió.

Por eso prefiere tener los pies en el suelo antes de marcarse un objetivo. Tiene un equipo joven, con muchas novedades, «con el que hay que trabajar», pero que mantiene intacta la ilusión y ya se verá hasta dónde es capaz de llegar (se espera la llegada de una jugadora interior) con el devenir de la competición. Hay mucho trabajo por hacer antes de empezar con las valoraciones, aunque la primera haya resultado muy favorable. Eso sí, en ese partido ya dejó muestras de lo que quiere la entrenadora. Y los cimientos se construyen desde la defensa.

Esther Muñiz destacó el «inmenso trabajo» que realizó su equipo, de manera colectiva, por encima de las individualidades y de la aportación en puntos de las jugadoras, aunque sabe también que hay aspectos en los que tiene que mejorar, como el físico. «Estoy muy contenta con el nivel defensivo que mostramos y la verdad, me dejó sorprendida. Vamos a ver si somos capaces de seguir en esta línea, que el domingo tenemos un partido muy complicado en Valladolid», valoró.

Esther Muñiz también destacó el grado de adaptación de las nuevas incorporaciones. «Han hecho mucha piña con las que estaban; se llevan fenomenal y eso hace que mi labor sea más fácil; es una mezcla muy buena».