El Norte de Castilla

Bal

Un momento de un entrenamiento en el polideportivo de Rioseco.
Un momento de un entrenamiento en el polideportivo de Rioseco. / Fernando Fradejas

oncesto adaptado

El BSR hace piña en Medina de Rioseco

  • El equipo concluyó la concentración de pretemporada

La plantilla del Baloncesto en Silla de Ruedas Valladolid, a excepción de Luis Eduardo Jasso, que sigue en México por problemas burocráticos, se ha concentrado este pasado fin de semana en Medina de Rioseco con el principal objetivo de favorecer la cohesión del grupo y establecer un clima positivo, algo fundamental para que los jugadores mejoren su productividad y estén más motivados.

El equipo técnico ha comprobado que, a través de la diversión y de acciones conjuntas en las que se compartan ratos agradables, se genera un estímulo positivo. Por ello, cada año, el Fundación Grupo Norte sigue realizando estas miniconcentraciones, que han encontrado en Medina de Rioseco un escenario magnífico, tanto por el pabellón, en el que realizan las sesiones de entrenamiento, como en el albergue del Centro de Recepción de Viajeros del Canal de Castilla de la Diputación de Valladolid y el resto de instalaciones deportivas que el Ayuntamiento riosecano pone a disposición del club morado.

La concentración ha sido una gran oportunidad para que los nuevos fichajes -Adrián Pérez, Sergio Herrera, Karol Szulc y Kevin Roche- mejoren aun más su adaptación al equipo, y para que los más jóvenes vayan adquiriendo más responsabilidades y valentía a la hora de jugar y de demostrar su valía, como en los casos de Pablo Lavandeira y Álvaro López, los canteranos del equipo.

La preparadora física y psicóloga del equipo, Raquel Martínez, ha sido el alma mater de esta concentración, ya que no solo se ha encargado de la parte física, sino también de la emotiva, de fomentar los vínculos entre los jugadores, mejorar su comunicación y crear un grupo unido y motivado, a través de actividades lúdicas que sorprenden siempre a los jugadores.

De hecho, además de tener programadas cuatro sesiones de entrenamiento en el pabellón municipal, ha habido otras dos sesiones nocturnas, en las que ha podido ocurrir de todo, sacando lo mejor de los jugadores, incluidas muchas risas y momentos muy agradables. También ha habido tiempo para el descanso, para disfrutar de las comidas y cenas y para realizar charlas técnicas y tácticas con los jugadores, en las que el entrenador, José Antonio de Castro, ha tratado de seguir puliendo los esquemas de juego de cara a la nueva temporada. El equipo tiene programados partido amistosos frente al Bilbao (días 8 y 15 de octubre) y al Amfiv de Vigo (9 y 12 de octubre).