El Norte de Castilla

LIGA FEMENINA

Un talismán para levantar el ánimo

Silvia Domínguez, con la copa, y Laura Gil, tercera por arriba por detrás de Erika de Souza, con la Supercopa de 2010.
Silvia Domínguez, con la copa, y Laura Gil, tercera por arriba por detrás de Erika de Souza, con la Supercopa de 2010. / EFE
  • Siempre que el Perfumerías Avenida de Salamanca ganó la Supercopa de España, logró al menos otro más esa temporada

La inesperada derrota del pasado domingo ante el Embutidos Pajariel Bembibre en el tercer y definitivo encuentro de la Copa Castilla y León que supuso la pérdida del trofeo regional, dejó tocados a aficionados y componentes de la primera plantilla del Perfumerías Avenida. Y más por la derrota en sí en la pretemporada, por la mala imagen del equipo a escasos días de disputarse el primer título oficial del curso porque este jueves el equipo charro recibe en Würzburg en la final de la Supercopa de España al IDK Gipuzkoa tras la expulsión de la Liga del CB Conquero y de la renuncia a jugar la competición del Spar Citylift Girona.

La directiva del CB Avenida ha construido un proyecto para luchar -y ganar- todos los títulos nacionales esta temporada en la que el club celebra su 25º aniversario en la elite del basket nacional femenino: la Supercopa se juega en Salamanca, la entidad también quiere organizar la Copa de la Reina en la capital charra y repetir la Liga es el gran objetivo.

Diez de trece participaciones

El equipo de Ortega mostró el domingo un evidente miedo a fallar en cada acción de tiro ante Bembibre que después se tradujo también en dudas en defensa concediendo numerosos rebotes ofensivos ante su rival. Es por ello que Avenida quiere cambiar la cara en la Supercopa, una competición que el equipo salmantino disputará por undécima vez de las trece que se han celebrado (solo ha faltado a las de 2003, 2008 y 2009).

La efectividad de Avenida en las Supercopas de España es del 50%. Así, ha ganado cinco títulos y si gana el jueves igualará los seis títulos del Ros Casares: en 2010 en Valencia ante el Ros Casares (72-76); en 2011 en Salamanca ante Rivas (77-65); en 2012 de nuevo en la capital charra frente a Girona (68-59); en 2013 otra vez en Würzburg contra Rivas (62-57) y, la última, en 2014 en Leganés contra Rivas Ecópolis (87-52).

Por el contrario, ha perdido otras cinco finales: en 2004 contra el Ros en Salamanca (56-70); en 2005 en la capital Condal contra el UBBarcelona (62-55); en 2006 en Salamanca contra el Ros (72-83); en 2007 en Valencia con el Ros (68-61); y en 2015 en tierras catalanas contra Girona (61-59).

Lo que puede ayudar a cambiar el ánimo en el plantel es que hay una máxima que siempre se ha cumplido hasta ahora: cada vez que Avenida ha salido campeón en la Supercopa de España, siempre ha logrado esa misma temporada ganar al menos otro título nacional más (Copa o Liga).

En 2010, la primera, Avenida terminó ganando en la 2010-11 nada menos que la Liga y la Euroliga con Mondelo; en 2011 ganó la Supercopa y también la Supercopa de Europa y después ganó la Copa con el ‘Argandazo’ ante el mejor Ros de la historia de nuevo con Mondelo al frente; en 2012 ganó Girona con Alberto Miranda y al final del curso se llevó la Liga pero con Lapeña al frente; en 2013, derrotó a Rivas y luego ganó la Copa 2013-2014 con Lapeña; y en 2014 superó a Girona y después conquistó la Copa al CB Conquero.

Sin embargo, cuando pierde, no siempre ha terminado la temporada ‘en blanco’. La última edición es la más evidente:perdió en 2015 en Girona y luego terminó ganándole la Liga a las catalanas.

Además, 2005 cayó con el Barcelona en la Supercopa y luego ganó la Liga con el salmantino José Ignacio Hernández como técnico; y en 2004 también cayó en la final, ahora con el Ros, y luego terminó ganando la Copa de la Reina en la 2004-2005 de nuevo con el actual entrenador del Wisla Can Pack polaco. En 2006 y 2007 sí se quedó en blanco tras caer en la Supercopa.