El Norte de Castilla

LIGA FEMENINA

Con miedo no se va a ninguna parte

Las jugadoras de Bembibre celebran la Copa Castilla y León ante Avenida.
Las jugadoras de Bembibre celebran la Copa Castilla y León ante Avenida. / MANUEL LAYA
  • Bembibre gana la Copa Castilla y León ante un Avenida encorsetado en defensa y romo en ataque

Es solo pretemporada, pero debe ser algo más que un toque de atención cuando se construye una plantilla para ganarlo todo en España y se cae a las primeras de cambio con casi todo el equipo al completo. El Embutidos Pajariel Bembibre, que el sábado sudó lo suyo para ganar al Zamarat, se llevó ayer con todo merecimiento la XVI Copa Castilla y León al derrotar por 62-63 en el tercer y decisivo partido a un CB Avenida atenazado que en apenas cuatro días se juega el primer título oficial de la temporada, el de la Supercopa de España ante el IDK Gipuzkoa.

El tema de la presión no es un argumento nuevo. Ya lo han utilizado los últimos entrenadores perfumeros para explicar esa falta de liderazgo que le falta a muchas jugadoras que no están acostumbradas a tener que ganar un partido sí y otro también ante una afición exigente. Los fallos pesan y van haciendo mella con el paso de los minutos a unas jugadoras que se acaban escondiendo en sus compañeras.

A Avenida le faltó ayer una líder por fuera -Marginean estuvo desaparecida y Elonu solo brilló en el tercer cuarto- y también por dentro -Milovanovic solo hizo daño con triples-, y además habrá que ver cómo soluciona Ortega el ‘caso’ Salvadores. La leonesa, con un carácter muy fuerte, no jugó ayer ni un minuto y terminó medio llorando. Y tiene pinta de que o asume pronto su papel secundario en el equipo y se pone a defender o lo pasará mal esta temporada en el equipo salmantino.

El partido comenzó con un ritmo trepidante, casi parecía más un partido de Liga que de pretemporada, con un Bembibre que plantó cara desde el inicio gracias a su gran desparpajo para mover fácil la pelota pese a la presión salmantina, a la gran mano desde fuera con tres triples y la facilidad anotadora de Edwards, que terminó el primero cuarto ya con 10 puntos de los 20 que acabó haciendo para llevarse el MVP del torneo. Así, el conjunto de Fran García sorprendió ya de inicio con sus 19-23 tras unos primeros diez minutos en los que a Avenida le faltó una líder por fuera para contrarrestar el tiro exterior leonés y por dentro para poder frenar a la americana interior de Bembibre.

En el segundo cuarto Vega Gimeno cogió el testigo de la americana berciana y como en Avenida nadie se soltaba en ataque, Bembibre seguía al frente y forzó el tiempo muerto local a los cuatro minutos con 25-28. Las de Fran García seguían aumentando su autoestima con el paso de los minutos mientras Avenida seguía demasiado encorsetado defendiendo y en ocasiones llegando tarde por lo que el marcador se puso 28-35 a dos minutos del descanso. Milovanovic asumió galones en el tramo final de la primera parte pero como Avenida no paraba de permitir rebotes en su cancha, las leonesas se fueron al descanso justamente con un 32-40 a su favor dominando casi todas las parcelas del juego y logrando 9 de sus 20 rebotes en ataque.

La reacción local no se hizo esperar tras el descanso tras la bronca de Ortega en el vestuario y en poco más de dos minutos se colocó 39-40 a la contra tras buenas defensas azulonas. Bembibre aguantó el primer envite perfumero en el partido y no fue hasta el minuto 27 cuando las locales se pusieron por delante gracias a un parcial de 17-8 con diez puntos logrados por Elonu, que anotó desde todas las posiciones (49-48).

Pero cuando ya tenía el partido donde quería, la reacción se convirtió en espejismo y Avenida comenzó a precipitarse en el tiro con acciones individuales más que colectivas, algo que aprovechó de nuevo Bembibre para volver a comandar el electrónico con el resurgir de Edwards al final del tercer cuarto (49-54).

Avenida estaba en el partido, al menos numéricamente, ante un rival al que sí le podría pesar la presión de jugar en Würzburg. Las salmantinas llegaron a acercarse 55-56 pero un parcial de 0-7 para las bercianas con un triple de Stanacev y cuatro puntos de Edwards resultó mortal (55-63). El equipo de Ortega tiró de orgullo para poder engancharse, se colocó 62-63 a falta de 35 segundos, pero Elonu falló un tiro final y la merecida victoria y el torneo se fue para Bembibre dejando a Avenida sumido en un mar de dudas a escasas fechas de jugar el primer título de la temporada. El equipo charro quiere el triplete y sigue siendo el máximo favorito a todo en España («veo a Avenida para jugar la Final-Four», señaló tras el partido Fran García) pero para ello debe cambiar la mentalidad desde ya.