El Valladolid de Luis Laforga

Rodrigo Ucero

La Diputación acoge 'Esencia de una mirada', la primera exposición antológica del fotógrafo vallisoletano

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑO

Dicen que murió en 2013, pero esta mañana amigos, profesionales y visitantes hablaban de Luis Laforga como si acabara de irse a tomar un clarete. El encuentro fue en al sala de exposiciones de la Diputación que acoge hasta finales de octubre 'Esencia de una mirada', la primera antológica del fotógrafo vallisoletano. Comandados por Carlos Alcalde, responsable del archivo de la institución provincial, Galo Senovilla, Ramón Gómez, Paco Cantalapiedra, Luis Santiago y Diego Laforga han hecho realidad una muestra que llevaba cuatro años siendo una idea. La mirada académica, el análisis sin carga emocional, la ha puesto Fernando Gutiérrez Baños, profesor de historia del arte de la Universidad de Valladolid, cuyo texto arma el catálogo.

Fotos

Organizada según 'miradas' a Valladolid, a la cultura, a la tauromaquia, a la realidad social o al deporte, entre otras se suceden 130 imágenes que recogen los diversos objetos de cuatro décadas de trabajo de este 'freelance'. La Seminci, el Teatro Corsario, Asprona, la Semana Santa o los conventos fueron sucediéndose en su archivo, que ahora custodia, digitaliza y cataloga la Diputación, antes de abordar su «pasión tardía», como la calificó su amigo y crítico, José Luis Lera, la tauromaquia. Entre encargos, libros, exposiciones e intereses que le crecían en la calle, llegó hasta uno de sus últimos trabajos, la serie de 'Ríos de luz'. Fernando Gutiérrez Baños destacó el paralelismo entre el calendario de la ciudad y el «reloj biológico de Luis, desde la Seminci hasta los toros de ferias». Jesús Julio Carnero, presidente de la Diputación, Ramón Gómez, jefe de fotografía de El Norte, y Diego, su hijo , recordaron al amigo, al compañero y al padre. Un vídeo de Rodrigo Ucero, responsable multimedia de este diario, recogió los testimonios de otros amigos como Carlos Blanco, Manolo Sierra, María Calleja, Luismi de Corsario o Begoña. El emotivo homenaje dio paso a la visita por la sala de exposiciones y la galería superior de la Diputación que acogerá esta muestra hasta el 29 de octubre.

Fotos

Vídeos