El parecido razonable de la cabecera de 'Salvados' con Maduro

El parecido razonable de la cabecera de 'Salvados' con Maduro

Jordi Évole entrevistó al presidente venezolano y el programa no dejó indifererente a nadie desde la intro hasta la última pregunta

EL NORTE

Muy esperada ha sido la entrevista de Jordi Évole en 'Salvados' al presidente venezolado Nicolás Maduro. El presentador le preguntó por la economía, la oposición y todos los temas polémicos de aun más polémico político que ya se había quejado de la dureza y de los focos de Évole, pero desde el principio los tuiteros supieron sacarle el 'jugo' al programa gracias a la cabecera a los que los internatuas le vieron un asombroso parecido nada más y nada menos que a la intro de 'Narcos', la serie de Netflix.

Y es que el programa, después de una breve conversación entre el presidente y el periodista introducía la entrevista con unas imágenes en cadena de Chávez con una estética que recordaba a la serie sobre narcotráfico en Colombia. Por si furea poco, la canción elegida para abrir ufe 'Simpathy for the Devil (Simpatía por el diablo)' de los Rolling Stones Por supuesto, no pasó desaparcibida:

Intro de 'Narcos'.

Durante la entrevista Évole se mostró crítico con Nicolás Maduro. El presentador ya había anunciado en varios programa que Maduro había tenido su momento Puigdemont con la pregunta sobre el referéndum del Kurdistán. Y así fue.

«Usted me habla de los golpes de Estado de Leopoldo López, como protagonista e impulsor de esos golpes, pero claro, usted cada año conmemora el golpe de Estado del 92 de Hugo Chávez. ¿Hay golpes buenos y golpes malos?», pregunta Évole.

Tras un breve silencio, Maduro reconoció que era «una buena pregunta». «Son dos cosas distintas», comenzó Maduro. «En la tradición latinoamericana los golpes de Estado están promovidos por las élites, para tomar el poder un grupo económico. Siempre, en los últimos cien años, todos han estado organizados desde EEUU. Todos, no hay un sólo golpe que no haya sido dirigido desde Estados Unidos», añadió.

«Lo que pasó en 1992 fue una circunstancia excepcional. Fue una insurrección militar bolivariana. Son dos cosas distintas. Ahora, sobre ese proceso ya hicimos balance. Chávez dijo nunca más las armas, nunca más la violencia. Nuestro camino el electoral. Tenemos nuestra explicación: conmemoramos esa fecha, pero nunca más ni insurrecciones ni golpes».

Fotos

Vídeos