'MIndhunter', entre la realidad y la ficción

Los personajes de la serie de Netflix y la historia se encuentran mucho más cerca de la realidad que de la ficción

'MIndhunter', entre la realidad y la ficción
M. E. García
M. E. GARCÍA

Cuando David Fincher cuelga su nombre de los títulos de crédito de cualquier serie crece varios enteros. Él fue el elegido para dar a luz 'House of Cards' la segunda serie 'made in Netflix' después de 'Orange is the new Black'. Años después la plataforma anunciaba que volvía a contar con él para otra serie: 'Mindhunter' y la expectación creció durante meses ante el argumento la historia de los hombres y la mujer que acuñaron el término 'asesino en serie'. Una gran historia basada en hechos reales. Joe Penhall escribe la historia y Fincher dirige los cuatro primeros capítulos para sentar las bases y el tono.

La serie se basa en el libro 'Mind Hunter: Inside FBI's Elite Serial Crime Unit' de Mark Olshaker y John E. Douglas.- Sus personajes principales se inspiran también en los reales. Holden Ford (Jonathan Groff), protagonista de 'Mindhunter' es el reflejo de John E. Douglas. Douglas comenzó como francotirador para pasarse a la negociación de rehenes. Le trasladaron a la Unidad de Ciencia del Comportamiento de FBI, muy popular gracias a la serie 'Mentes Criminales', para enseñar técnicas a agentes de campo. Durante ese periodo conoció a Robert Ressler y juntos comenzaron a entrevistar a criminales violentos.

Su compañero, Bill Tench (Holt McCallany), un agente especial del FBI perteneciente a la Unidad de Análisis de Conducta; basado en Robert K. Ressler. El primero que clasificó a los asesinos en organizados y desorganizados. Después de su retiro del FBI en la década de los noventa ha servido de asesor en algunas películas sobre asesinos en serie como 'El silencio de los corderos' y 'American psycho'.

El tercer miembro del equipo es la psicóloga Wendy Carr (Anna Torv), basada en la Dra. Ann Wolbert Burgess, toda una pionera en medicina forense. Uno de sus primeros y mayores logros fue la cofundación de uno de un programa pionero de asesoramiento de crisis en hospitales para víctimas de violación durante la década de los setenta que desarrolló en el Boston City Hospital. De hecho, en 'Mindhunter' es ella la que ayuda a conectar las motivaciones sexuales de los asesinos en serie con los asesinatos. Un fue paso más allá al vincular ese comportamiento violento con una infancia traumática y estudió cómo los depredadores sexuales y los violadores son con mucha frecuencia víctimas de abuso sexual en el pasado.

Los asesinos

Y el plato fuerte de 'Mindhunter' son sus asesinos. Asesinos reales a los que los personajes entrevistan para realzar este estudio que sentó las bases de la clasificación y estudio en el FBI. Durante la primera temporada son cinco los criminales que tienen parte de protagonismo (pero, no nos engañemos, estamos esperando a Charles Manson).

  • 1

El Kemper (Co-Ed Killer-literalmente 'asesino de colegialas') Episodios 2, 3 y 10 de la serie de Netflix. Gracias a la elocuencia y educación de este asesino con predilección por mujeres jóvenes el FBI encontró su gran filón para comenzar con el estudio. En 'Mindhunter' la gran interpretación de Cameron Britton le convierte en el favorito de la arriba firmante.

El caso es que Kemper era tan simpático con la policía que cuando confesó su crímenes no le creyeron, pero gracias a su afán de protagonismo se encuentran disponibles en la web unas cuantas entrevistas.

Al final, Edmund Kemper III fue encontrado culpable de diez cargos de asesinato entre 1964 y 1973. Comenzó matando gatos siendo un niño (tras el divorcio de sus padres) y desmembrando a uno de ellos. Bromeaba con su hermana mayor, Susan, sobre rituales de muerte. Su madre le echó de casa.

Mató a sus abuelos paternos a tiros, con los que convivía, y pasó toda su adolescencia en la cárcel. A los 21 salió, para matar a varias mujeres, también a su madre y una amiga. Los crímenes implicaban ahogamientos, descuartizamientos, decapitaciones, disecciones y hasta violación de los cadáveres. Confesó haber pacticado la necrofilia con los cuerpos después de separarles la cabeza. En la actualidad, sigue en prisión.

Kemper llamaba la atención por su envergadura: medía 2,06 metros y pesaba cerca de 135 kilos.

  • 2

Monte Rissell (Sam Strike). Un violador que acabó asesinando a cinco mujeres a mediados de setenta. La primera mujer a la que mató fue a una prostituta. Algunas fuentes dicen que después de ver a su novia con otro hombre. Aunque le ingresaron en una institución siempre que podía se escapaba para violar a la primera mujer joven que se encotraba.

Cuando salió, supuestamente reformado, fue cuando violó y mató a cinco mujeres en un periodo de nueve meses. Con 19 años fue detenido y condenado a cinco cadenas perpetuas. Se le atribuyen doce violaciones.

  • 3

Jerry Brudos (Happy Anderson) Episodios 7 y 8. Encarcelado con 17 años por amenazar a una chica para que se desnudara y hacerle fotos. Después de ese 'incidente' construyó una vida normal durante más de veinte años con mujer y dos hijos.

En su adolescencia entraba en casas para llevarse la ropa interior y los zapatos de las mujeres. Llegó a estrangular hasta dejar inconsciente a alguna de ellas cuendo le pillaron 'in fraganti' en sus dormitorios.

Sin embargo, sus impulsos siempre estuvieron allí, creciendo. Su fuerte atracción por los zapatos de mujer y la ropa femenina. Su historia asesina comenzaría en 1967 cuando estranguló y violó a una mujer que le había seguido a casa porque le gustaban sus zapatos.

Después, vistió el cadáver con prendas de su colección particular y la tiró al río Willamette. Antes le cortó el pie izquierdo le puso un zapato de tacón alto y lo metió en el congelador.

Esta joven de 19 años no fue su última víctima. Después de ser identificado por varias mujeres y ser arrestado en una operación policial, confesó los crímenes que había cometido. Brudos murió en prisión a causa de un cáncer de hígado en 2006 después de 37 años encarcelado.

Fue condenado por tres asesinatos aunque posteriormente reconoció, al menos, uno más. Su 'firma' fotografiarse con ropa y zapatos, a veces junto a los pechos de la víctma. Le gustaba guardar trofeos y se ganó el 'título' de 'asesino de la lujuria' o 'el fetichista de Salem'.

  • 4

Richard Speck (Jack Erdie). Episodio 9. En una noche 'loca' mató a ocho estudiantes de enfermería a finales de los años sesenta. Simplemente le abrieron la puerta y él entró con intención de robarlas para huir de la ciudad. Las maniató y cambió de opinión con respecto al robo. Las violó y las asesinó estrangulándolas y apuñalándolas.

Hubo una superviviente que reconoció su tatuaje del brazo: 'Nacido para traer el infierno'. Speck había pasado desapercibido durante toda su vida para las autoridades a pesar de haber huído a Texas por intentar matar a su suegro.

Su idea de fiesta era beber y drogarse sin control por lo que ya había tenido problemas en el pasado con la policía por desórdenes públicos. Poco tiempo le hizo falta para comenzar con los asaltos navaja en mano. No hubiera pasado de delincuente habitual de no ser por las estudiantes asesinadas. Murió de un ataque al corazón en la cárcel en 1991 con 49 años, justo el dia antes de cumplir los 50.

John Douglas no consideró a Speck un asesino en serie, pero sí un asesino en masa, pues mató a más de una persona en un solo acto.

  • 5

Dennis Rader (Sonny Valicenti). Los personajes principales no se encuentran realmente con este asesino sino que aparece al principio de cada capítulo. Tampoco se le nombra de manera concreta pero todo hace pensar que se trata de 'BTK', las siglas de su metodología (atar, torturar, matar). Asesinaba estrangulando o asfixiando.

Ha confesado diez asesinatos en veinte años. Su ego fue su error: le gustaba mandar notas a la policía y a los medios. Al final, se descubrió su identidad por los metadatos de un word en un diskette que envió a FOX. Continuó mandando cartas hasta 2005. Con 72 años le quedan más de cincuenta años de condena.

Temas

Netflix

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos