La metáfora del 'laboratorio de harina' o cómo utilizar el teatro para educar

Taller realizado durante una de las actividades en la Escuela Fábrica de Harinas de Rioseco.
Taller realizado durante una de las actividades en la Escuela Fábrica de Harinas de Rioseco. / M. G. Marbán

Medina de Rioseco se ha convertido en el epicentro del teatro aplicado, a través de un curso en el que se han usado técnicas innovadoras en España que pretenden realzar el valor del teatro como herramienta

MIGUEL GARCÍA MARBÁN Medina de Rioseco

El uso del teatro en otros escenarios de la vida y con otras finalidades distintas a las del teatro convencional, lejos de su mera forma estética, es algo que persigue el teatro aplicado. Algo que persiguen los 30 profesionales de las artes escénicas, de la música y de la educación que durante la semana anterior se han acercado a Medina de Rioseco para participar en la primera edición de la Escuela Fábrica de Harinas, convirtiendo a la histórica localidad durante estos días en el epicentro de la formación en teatro aplicado.

El Casino del Círculo de Recreo, la Casa Cultural y la Fábrica de Harinas de San Antonio se convirtieron en escenarios de las actividades de formación de la Escuela Fábrica de Harinas, que giraron en torno a conceptos como el Spoken Word, el Drama in Education y el Teatro Foro, metodologías todas que abogan por el empoderamiento y el desarrollo creativo de los participantes. Ha estado detrás de la iniciativa la compañía de teatro 'The Cross Border Project', con la colaboración de la 'Fundación Daniel y Nina Carasso', el Ayuntamiento de Medina de Rioseco y la Diputación de Valladolid.

Cartel, realizado a partir de tela de saco, para promocionar la escuela que durante una semana ha impartido la compañía The Cross Border Project. / M.G. Marbán

«El objetivo es que los profesionales participantes se lleven nuevas herramientas para aplicar en sus entornos educativos comunitarios», expresó la directora, Lucía Miranda, para la que «el teatro aplicado es ver el teatro como un medio, no como un fin, usarlo para conseguir objetivos como el trabajo en valores, hablar de una determinada temática, unir contextos que no tengan tanta relación». En este sentido adelantó que The Cross Border Project estaba trabajando en «un proyecto en Rioseco entre payos y gitanos». Al final, para Miranda, «se trabaja con la idea de que todos somos creadores, que la voz de la gente también cuenta, que se puede crear con las historias de la gente». No dejó la directora de The Cross Boder de destacar la gran acogida que han tenido desde hace años en Medina de Rioseco, por parte de su Ayuntamiento y por parte de la comunidad de vecinos.

The Cross Border Project trabaja en una iniciativa para Medina de Rioseco entre payos y gitanos

Respecto al nombre de Fábrica de Harinas, Miranda hizo ver su relación con la maravillosa fábrica de harinas San Antonio de la localidad, de la que señaló que es «una escenografía viva». En este sentido explicó que «con la harina se pueden hacer muchas cosas, y también con nuestro teatro; es un laboratorio, nosotros traemos la harina y los profesionales la van a convertir muchas cosas allá donde vayan».

M. G. Marbán

Los grandes protagonistas de esta primera edición de la actividad han sido el estadounidense Abraham Vázquez y la húngara Veronika Szabó, dos importantes profesionales internacionales en teatro aplicado. Abraham Vázquez, también conocido como A-B-E, puso en práctica el Spoken Word (traducido literalmente como palabra hablada), un tipo de performance poética que busca establecer una conversación entre el artista y la comunidad. A-B-E mezcla la música, el teatro y diferentes recursos poéticos, como la rima, los juegos de palabras, las repeticiones, fusionándose con ritmos de Blues, Jazz y Hip Hop. Vázquez destacó la importancia de aprender a tener conexiones humanas con los demás para «conocernos mejor», siempre teniendo como principales aliados «el amor y el cariño». Por su parte, Veronika Szabó descubrió a los participantes la técnica de teatro aplicado de tradición británica Drama in Education (DIE) en la que no existe el público externo. De esta manera, los participantes se encargaron de crearuna historia a través de distintos juegos, como aprender a salir y entrar del papel, a improvisar, a escribir, etc., para dar sentido a la historia y conseguir relacionarla  con distintos temas morales y sociales.

Los alumnos de la Escuela Fábrica de Harinas se han acercado a Rioseco sobre todo desde Madrid, pero también de otras comunidades autónomas como el País Vasco, Castilla la Mancha, Extremadura, Cataluña o Asturias, sin olvidar la presencia de una peruana y una polaca. La directora lamentó la escasa afluencia de alumnos de Castilla y León. También, como algo poco insólito, participan dos actores con discapacidad del grupo La Luciérnaga de la ONCE.

Llegada desde Oviedo, con 30 años, participó la actriz y psicóloga educativa Bárbara Espina, quien valoró muy positivamente la iniciativa, como muy necesaria, «un acercamiento humano a las aulas que muchas veces falta en la educación». Espina también señaló que la actividad es muy novedosa ya que el teatro adaptado es muy poco conocido en España, no así en Estados Unidos y Europa. Para la joven asturiana, «hay herramientas del teatro que tendrían que ser compartidas con otras profesiones dado su enorme valor». Espina manifestó que «el Ministerio de Educación y Cultura tiene que ver la necesidad de implantar este tipo de técnicas».

La actividad ha contado con la colaboración de jóvenes de la localidad, que participaron como voluntarios en distintas actividades artísticas y de organización,  denominados Los Warriors, ya que, según Lucía Miranda «queremos continuar el trabajo de participación con los riosecanos que hemos ido desarrollando en anteriores proyectos, pues no queremos que nuestra escuela sea un ente aparte, sino algo de ellos y con ellos». Como despedida, el viernes 7 de julio se organizó  en la piscina municipal un baile abierto a todos los vecinos donde The Cross Border se marcó el objetivo de convocar a más 100 personas con un taller de danza y coreografía a cargo del actor y bailarín  Ángel Perabá.

 

Fotos

Vídeos