El Teatro Calderón inaugura su abono de temporada con 'El caballero de Olmedo'

El director Eduardo Vasco presenta la obra junto a la actriz Isabel Rodes./H. Sastre
El director Eduardo Vasco presenta la obra junto a la actriz Isabel Rodes. / H. Sastre

La compañía Noviembre presenta su particular versión del clásico de Lope de Vega

SAMUEL REGUEIRAValladolid

No deja de ser pertinente que el Teatro Calderón haya escogido a la compañía Noviembre para integrar en su programación a un clásico tan inmortal como ‘El caballero de Olmedo’ para abrir la temporada de este mes, una representación que se limitará a tres sesiones: los días 3 y 4 de noviembre a las 20.30, y el domingo 5 de noviembre a las 19.30. Pero está claro que el acercamiento de esta nueva versión de la obra de Lope de Vega obedece a otros, y bien meritorios, motivos, como se encargaron de exponer en la presentación de este martes, 31 de octubre de 2017, parte del equipo artístico (Daniel Albaladejo -Don Alonso-, Arturo Querejeta -Tello- e Isabel Rodes -Inés), el director de la compañía, Eduardo Vasco; y el director artístico del Teatro Calderón, José María Viteri.

Tras cuatro adaptaciones consecutivas de Shakespeare (’El mercader de Venecia’, ‘Noche de reyes’, ‘Otelo’ y ‘Ricardo III’), Vasco ha encontrado una serie de vínculos entre las representaciones del bardo de Avon y las obras del Siglo de Oro; fundamentalmente, «los cambios espaciales, la acción que predomina por encima de todo lo demás como condicionante de la dramaturgia y de mantener el interés en el espectador, y la calidad del verso y la lírica en el texto, con el talento, en ambas corrientes, de tocar temas universales como el ‘fatum’, lograr el amor de la persona amada, la usurpación»...

A su vez, encuentra una profunda y significativa diferencia en la construcción de los protagonistas: mientras que Shakespeare trata de encarnar sentimientos puros y universales, Lope opta por estilizar personajes de la realidad misma.En esa línea valoró el elenco sus diferentes papeles: «Hemos interpretado apoyándonos en el mobiliario que supone el texto de Lope de Vega, comprometidos con la obra y con el público», señaló Albaladejo. «Tello no es el típico escudero pícaro y buscavidas, se sabe que es capaz de ver más allá», valoró, por su parte, Querejeta, quien no perdió ocasión de indicar que les constaba que «el público del teatro en Valladolid suele ser bastante crítico».

Finalmente, Rodes explicó a su Inés como «un personaje al que en apariencia tan solo le sustenta su amor, lo cual puede ser demasiado romántico, y hasta un poco ñoño; pero ha sido toda una maravilla volver a investigarla y recrear aquellos momentos en los que, independientemente de la edad que se tenga, nos enamoramos y creemos que lo podemos todo».

Y que se abra el telón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos