«Cada año tenemos más llenos en Olmedo Clásico»

Germán VEga, en la Corrala Palacio del Caballero, en Olmedo. / Fran Jiménez

Germán Vega, codirector del Festival de Teatro Clásico, destaca el apoyo creciente del público en la XII edición que este domingo clausura El Brujo

JESÚS BOMBÍNValladolid

Germán Vega, Benjamín Sevilla y el desaparecido Fernando Urdiales pusieron la semilla del Festival de Teatro Olmedo Clásico, que ha germinado en doce ediciones. Hoy echa el telón la última de ellas de la mano de El Brujo, un clásico en el cierre de este certamen que sigue colgando el cartel de ‘no hay billetes’, una distinción que cada año se repite más en alguno de los doce espectáculos que se programan.

–¿Qué balance hace de esta duodécima edición del festival?

–Estamos muy satisfechos porque confirma la tendencia hacia arriba, cada año tenemos más llenos en la Corrala, que tiene novecientas localidades; el objetivo es seguir ganando público.

–¿Qué tipo de programación demandan los espectadores?

–La gente queda más a gusto cuando ve una comedia que le hace reír, siempre tienen mejor acogida ese tipo de textos, pero el espectador cuando llega a su casa y se pone a pensar en lo que ha visto y recuerda un espectáculo serio y bien ejecutado, que le hace reflexionar, también queda satisfecho. Lo que el público no quiere es que todo sea igual, prefiere combinar, y eso buscamos en el festival, exhibir un muestrario de distintas formas de hacer teatro. Este año había una oferta de setenta o ochenta compañías que hay que ver y moverse por la península para seleccionarlas, y eso lo hace maravillosamente Benjamín (Sevilla).

–¿Qué diferencia Olmedo Clásico de festivales como los de Almagro, Olite o Almería?

–Almagro es el padre de todos los festivales, una referencia, con una programación muy amplia de 21 días y muchos espacios. Nuestra seña de identidad es la integración de actividades como el curso para actores y las jornadas, que cada año atraen a más gente y son un gran foro de intercambio de ideas entre público, actores y compañías. De momento, no prevemos abrir nuevos espacios.

–El festival se ha consolidado en el calendario con un presupuesto casi invariable de 230.000 euros.

–Todos los años vemos que la gente queda muy contenta, que el festival despierta entusiasmo, pero las propuestas culturales son siempre delicadas. Me gustaría que el soporte legal del certamen tuviera mayores garantías; sería buena cosa que la Consejería de Cultura lo asumiera como el festival de teatro clásico de la Comunidad. Hay que consolidarlo con unos mínimos de financiación, porque la mayoría del esfuerzo económico recae en el Ayuntamiento de Olmedo y en otros patrocinios públicos y privados. El teatro clásico no es una actividad cultural que resulte fácil de recibir, como un concierto de rock; hay que fidelizar a los espectadores con fórmulas imaginativas, ese es el reto.

Fotos

Vídeos