Concha Velasco le declara su amor a Felipe I en Tordesillas

Concha Velasco, caracterizada como Juana la Loca.
Concha Velasco, caracterizada como Juana la Loca. / Sergio Parra

La actriz vallisoletana encarna hoy a su famoso personaje dentro de la celebración del quinto centenario de la visita de Carlos V

VICTORIA M. NIÑO

Tras año y medio saliendo y entrando de la piel de la ‘Reina Juana’, hoy llega Concha Velasco al escenario en el que ocurrió lo que cuenta la obra de Ernesto Caballero y la dirección de Gerardo Vera, Tordesillas (Plaza Mayor, 22:30 h.). Allí pasó encerrada la reina que no reinó su vida y allí la visitó su hijo Carlos V. «Estoy muy impresionada por representarla en medio de tantos actos que celebran el V centenario de la llegada del emperador», dice Velasco. «Aunque para ella fue un encuentro dolorosísimo».

Y es que Juana nunca abdicó, no cedió su corona y sus derechos dinásticos. «Es un momento tremendo. Él no habla castellano, y a ella, que era políglota, se le resistía el francés, la lengua de su marido. Lo que sabemos es por lo que cuenta su confesor Francisco de Borja y por los escritos de ella. Carlos llega con su hermana Leonor, la primogénita, fruto de su primera noche de amor. Sin embargo, Leonor nunca quiso a Juana, se sintió abandonada y le tocó hacer de madre con sus hermanos», explica Concha, que se ha convertido en un experta del XVI.

«Es que a Francisco de Borja le conocí cuando hice ‘Santa Teresa’, porque fue el primer sacerdote que la anima a fundar. Trabajé y estudié mucho con Josefina Molina, Carmen Martín Gaite y Víctor de la Concha. Felipe II, que no quiso recibir a Santa Teresa, pero la salvó de la Inquisición cuando la denunció la Princesa de Éboli, una caprichosa que quería que fundará en Pastrana y Teresa se llevó a sus monjas. La denunció por su libro y Felipe la salvó aunque no le permitió fundar un convento en Madrid. Cada vez me cae mejor Felipe II, en la ficción y en la vida».

(Toda la información en la edición de papel)

Fotos

Vídeos