«El amor que Pascual Herrera le daba a sus vinos era lo que hacía que tuviesen alma»

Familia del fallecido Pascual Herrera/G. VILLAMIL
Familia del fallecido Pascual Herrera / G. VILLAMIL

El primogénito del expresidente de la DO Cigales recoge la Espiga de Honor que la Seminci ha otorgado a su padre a título póstumo

SAMANTHA GONZÁLEZ

Cine y vino. A priori dos elementos que parecen no tener relación alguna pero que a la hora de la verdad tienen mucho que ver. «Los que hacemos vino somos productores. El rodaje comienza en la vendimia y la última toma de la película la hacemos cuando descubamos». Así lo explicaba uno de los hijos del fallecido expresidente de la Denominación de Origen Cigales, Pascual Herrera, al recoger la Espiga de Honor a título póstumo que la Seminci ha otorgado a su padre. Lo hacía en la gala 'Cine&Vino' celebrada en el LAVA, inmensamente agradecido, y recordando a través de otra comparación cuál es la clave de este caldo: «Ambos necesitan un guion, paciencia, dedicación, pero sobre todo, mucho amor. Era precisamente ese amor que Pascual le daba a sus vinos lo que hacía que estos tuviesen alma», explicaba arrancando los aplausos de los allí presentes. «Él es el director de mi vida», añadía.

Fotos

Con gran emoción, y ante la atenta mirada de los familiares del premiado, el primogénito de Herrera recibía el premio de manos del presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, que recordó al premiado como «una figura estelar, alguien que supo hacer hace 35 años algo que por aquel entonces el resto solo intuía». Carnero no dejó pasar la oportunidad para comparar a los dos protagonistas de la gala: «tanto el cine como el vino deben servir para compartir, para comunicarnos».

Más noticias

Y precisamente ese maridaje entre ambos elementos es la clave del concurso de cortometrajes 'Rueda con Rueda'. Un total de 56 creaciones se presentaron a este certamen que el año pasado solo recibió 12 propuestas. Un crecimiento con el que sus organizadores se mostraron inmensamente satisfechos. Pero no todos podían ganar. En esta ocasión fue 'La Venida', de Alejandro Renedo, el que recibió el premio a mejor cortometraje. Entre los aplausos del público asistente a la gala su director recogió un cheque de 5.000 euros. Pero no fue el único galardón que recibió esta producción ya que también obtuvo el reconocimiento a mejor corto de una escuela de cine por el que se le entregó otro cheque de 2.000 euros.

La comedia 'El Origen', de José Antonio Campos, fue la otra premiada. Con 3.000 euros fue reconocido como el mejor corto rodado en una bodega. La mención especial al mejor actor también la obtuvo esta producción. Fue Santiago de Molero quien recogió el galardón. Por su parte, el reconocimiento a mejor actriz fue 'ex aequo' para las intérpretes del cortometraje 'Despedida' mientras que la mejor fotografía recayó sobre Ander Múgica por su trabajo en 'Soledad, tapas, bar'.

José Corbacho fue el encargado de dirigir la gala en la que el humor estuvo muy presente. Los comentarios espontáneos del cómico consiguieron sacar una sonrisa a todos los allí presentes que pudieron disfrutar de la proyección de los dos cortos ganadores tras la gala: 'La Venida' y 'El Origen'. Las otras 15 producciones finalistas se proyectarán durante los próximos días como parte del ciclo 'Cine&Vino' que este año celebra su cuarta edición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos