El Norte de Castilla

Seminci

Geraldine Chaplin recibe la Espiga de Oro: «Hola, no te merezco, pero te llevo conmigo»

vídeo

Geraldine Chaplin recibe la Espiga de Honor de manos de su hija Oona y en presencia de su pareja, Pato Castilla. / GABRIEL VILLAMIL

  • La Seminci entrega su galardón de homenaje a la actriz en reconocimiento de su carrera

Sale Geraldine Chaplin al escenario con celeridad, casi en carrerilla, como si tuviera prisa en dar las gracias, en recoger un premio que dice no merecer, pero que recibe con eterno agradecimiento.

más información

«Hola, tú, maja», le dice a la Espiga de Honor una vez que el premio llega a sus manos. Habla con ella como si fuera una amiga recién conocida. «No te merezco, pero te llevaré a Suiza, iremos al bosque, al lago...», le cuenta, acercándose al galardón. «Te voy a enseñar a todo el pueblo, contaré quién eres y por qué estamos juntas», continúa Chaplin diciéndole a una Espiga de Honor que recibe en reconocimento a una larga carrera que mira tanto a Hollywood ('Doctor Zhivago', 'Nashville'), como a la cinematografía patria, primero de la mano de Carlos Saura, después con Almodóvar, con Bayona.

Recuerda Chaplin que cuando llegó a Madrid le tocó vivir con una familiar de Valladolid. «Así que muy pronto aprendí a decir vallisoletano. Y qué gran honor es estar aquí, en esta ciudad tan bella para recibir este premio vallisoletano».

Enlaza entonces Chaplin recuerdos y gentilicios para evocar su trabajo con Saura (oscense) y uno de sus primeros rodajes en Cuenca (conquese). «Me habían dicho que el español era un idioma fácil, pero al final descubres que es diabólicamente difícil. Hay un pueblo cerca de Córdoba que se llama Cabra... y a los habitantes les llaman... Vamos a dejarlo», bromea, justo antes de besar a a la actriz Cristina Marcos, a su pareja (el director de fotografía Patricio Castilla) y su hija Oona Chaplin, quien minutos antes presentó a su madre con enorme emoción en sus palabras.

«Entrego la Espiga de Honor a la madre más bella del mundo, de la que más estoy aprendido, la que más me hace reír, la que más me sorprende, la más inteligente, la que cuenta los chistes más guarros del planeta», dice Oona.

Su pareja, Patricio Castilla, destaca de Gerarda (así la llama) su vitalidad. «Hace la comida todos los días, hace la compra, da y sabe dar. Me enseñó a vivir».

Geraldine Chaplin compartió reconocimiento en la gala con Chema Prados, exdirector de la filmoteca nacional.

Durante la entrega del premo se emitieron además vídeos de los directores Félix Sabroso y Jota Bayona, quienes ensalazaron el trabajo de Chaplin, con quien han trabajado.

Temas