El Norte de Castilla

Seminci

Así fue la primera crítica de 'Primera plana'

Fotograma de 'Primera plana', estrenada en la Seminci de 1975.
Fotograma de 'Primera plana', estrenada en la Seminci de 1975. / EL NORTE
  • La película se estrenó en España con una proyección durante la Seminci de 1975

La película 'Primera plana' de Billy Wilder, un acertado retrato sobre el mundo del periodismo, llegó a España a través de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. José Ángel Rodero, en las páginas de El Norte de Castilla, publicó el 22 de abril de 1975 una de las primeras reseñas sobre esta cinta.

"Billy Wilder ha alcanzado una notable personalidad en la comedia norteamericana con títulos como ‘La tentación vive arriba’, ‘Con faldas y a lo loco’, ‘El apartamento’, ‘Uno, dos, tres’, ‘En bandeja de plata’, ‘Irma la dulce’.

Wilder realizó el pasado año el filme titulado ‘The front page’, que es una particular adaptación de la obra teatral de Ben Hecht y Charles Mc Arthur, escrita en 1928, y que alcanzó un éxito en los escenarios que ya indujo a Lewis Milestone y a Howard Hawks a llevarla a la pantalla. ‘Primera página’ se sitúa en el año 1929 y, en tonos de humor y de sátira, caricaturiza un tipo de periodismo sensacionalista ‘made in USA’, pero sin olvidar un contexto socio político que Wilder asaetea en punzantes ribetes con su tradicional corrosividad crítica.

Billy Wilder, que ejerció como periodista en Viena (donde nació) y en Berlín (hasta la subida al poder de Hitler) ofrece una estampa de ese viejo y aún arraigado periodismo norteamericano capaz de manejar sin escrúpulos cualquier noticia con gancho para atrapar lectores. Sin embargo, desde ella apunta hacia unos objetivos políticos que satiriza a través de la mentalidad y las corrupciones del sheriff y el alcalde.

La acción se hilvana en torno a la ejecución de un supuesto anarquista, un rojo, un comunista, al que se acusa del asesinato de un policía. El retrato de los personajes y el tratamiento de humor dan un tono desenfadado, general, a la situación y a todo el tinglado que en su torno se monta Wilder, que no destruye el núcleo de la estructura teatral y vodevilesca de la obra original, pone su personal acento en un suelto, brillante retrato caricaturesco de personajes y en una puesta en escena que recoge válidamente la atmósfera ambiental de la época. Cierto que algunos clichés tradicionales afloran en el diseño de los tipos y en la dinámica del filme, pero pasado por ese aliento personal de Wilder, que juguetea con los distintos resortes clásicos de la comedia e, incuso, en algunos tics del slapstick, como en la persecución del condenado.

Un diálogo chispeante, una sombra agria en la visión de algunos elementos, una agilidad en el convencional juego, algunos recursos inspirados, una seguridad en el pulso narrativo y un acercamiento afectivo de Wilder a los personajes marginados (el preso y la prostituta) hacen de ‘Primera página’, un filme caricaturesco con cierto sabor, con cierta personalidad en su línea de comedia satíricia. Pero tampoco mucho más.

La interpretación de Jack Lemmon y Walter Mathau -el dúo de ‘En bandeja de plata’- bien secundados por odo el resto del reparto son un factor que se inscribir en el haber de la película.