La revolución cubana contada a través de carteles

Un cartel que festeja la revolución cubana protagoniza la imagen, en la que se ve un señor observando el mosaico de láminas propagandísticas al fondo.
Un cartel que festeja la revolución cubana protagoniza la imagen, en la que se ve un señor observando el mosaico de láminas propagandísticas al fondo. / G. Villamil

Un centenar de láminas propagandísticas muestran la situación política y cultural de La Habana entre 1960 y 1990

MARÍA DE LARAValladolid

«Lámina en que hay inscripciones o figuras y que se exhibe con fines informativos o publicitarios». Así define la primera acepción de la RAE la palabra ‘cartel’. «Anuncio con imágenes de impacto visual o sarcasmo que invite al transeúnte a mirar y reflexionar sobre lo que se quiere transmitir, que se imprime un número determinado de veces y se coloca en lugares públicos con el fin de divulgar lo que se anuncia». Y de esta otra forma concretan el término desde la Fundación Municipal de Cultura, con motivo de la presentación de la muestra ‘Diseñando la revolución. Carteles cubanos 1960 - 1990’, que se puede disfrutar hasta el próximo 27 de agosto en la Sala de exposiciones de las Francesas.

'Diseñando la revolución'

Lugar
Sala municipal de exposiciones de las Francesas.
Fechas
Desde el 13 de julio hasta el 27 de agosto.
Horario
De martes a domingos y festivos, de 12:00 a 14:00 h. y de 18:30 a 21:30 h.

La ampliación de la palabra ayuda a entender de una forma más precisa lo que la colección de carteles de María José Velloso y Luis Posadas transmite con un simple golpe de vista. «La potencia visual es aplastante y el mensaje que se dirige al público es claro y directo», destacó la coleccionista Velloso ayer, en la presentación de la exposición.

La muestra está compuesta por un centenar de carteles o «tesoros de papel», como los propietarios los denominaron, que reflejan una de las manifestaciones gráficas más importantes de Cuba en los años 60, que floreció con el triunfo de la Revolución, el 1 de enero de 1959. Dibujos en formato rectangular con un sin fin de colores, símbolos y por supuesto textos, que en su día cumplieron una auténtica función social comunicativa y ahora, más de 50 años después, dejan ver la importancia que éstos jugaron en la isla y cuentan la historia desde una perspectiva diferente, desde un plano más artístico.

Tres secciones articulan los mensajes plasmados en carteles. La primera deja ver los síntomas de una revolución victoriosa. «Posiblemente sea el apartado más beligerante, con los mensajes más potentes y revolucionarios de la exposición», apuntó Posadas. Una segunda sección muestra el apoyo y el respaldo internacional. Su título ‘OSPAAL’, en referencia a la Organización de Solidaridad de África, Asia y América Latina, transmite ese espíritu que ensalzaba la lucha popular en estos continentes. De tal forma que los nombres de países como Siria, Camboya, Haití, Guatemala y Vietnam, entre otros, se pueden leer en los carteles propagandísticos.

Es en la última parte de la muestra donde se enseña «el lado más amable» de la historia, dijo el coleccionista y comisario. Allí cuelgan láminas que hacen referencia al ámbito cultural cubano de la época.

Fotos

Vídeos