El Norte de Castilla

Palomitas en busca de El Dorado

vídeo

Fotograma de 'Mad Max: Furia en la carretera'. / Archivo

  • Las diez candidaturas de la apocalíptica 'Mad Max' abren la posibilidad a que un 'blockbuster' se convierta en el rey de la noche, algo que no sucede desde hace más de una década

Cuando la Academia de Cine anunció las películas candidatas a los premios Goya, casi nadie había visto las cintas finalistas. Entre las cinco ('Truman', al final ganadora; 'La novia', 'Nadie quiere la noche', 'Un día perfecto' y 'A cambio de nada') apenas sumaban más de un millón de entradas antes de la ceremonia del 6 de febrero. 'Atrapa la bandera', por ejemplo, acumula más espectadores (1,3 millones) y recaudación (sobre los 10 millones) que las cinco cintas que aspiraron al principal cabezón; 'Palmeras en la nieve' lleva 15 millones de recaudación y 'Ocho apellidos catalanes' ha superado de largo los 30 millones de taquilla.

Unos datos que reflejan que los gustos académicos y los del público que van a las salas difieren notablemente. Pero este hecho no es una característica típicamente española. En la meca del cine ocurre más de lo mismo. En la edición de los Oscar del año pasado, las ocho películas candidatas obtuvieron, antes de los premios, una recaudación de unos 1.000 millones de dólares. Y solo 'El francotirador' de Clint Eastwood amasaba más de 400 millones. 'Whiplash' que logró ganar tres estatuíllas el año pasado (incluido el de mejor actor de reparto para J. K. Simmons) apenas logró 49 millones de dólares (43 millones de euros) en las taquillas; y el 73% de sus ingresos provino de las salas fuera de Estados Unidos y Canadá. Fue una de las peores recaudaciones de una película candidata desde 'Winter's bone':11,5 millones de euros en todo el mundo.

En la edición de este año, una situación similar. Solo hay una cinta entre las ocho candidatas al Oscar a mejor película que esté entre las diez más taquilleras del año. Es 'Marte' de Ridley Scott, que ha acumulado durante su camino comercial unos 541 millones de euros por todo el mundo, según el portal Box Office Mojo. Para encontrar a la siguiente película más taquillera en 2015 hay que bajar hasta el puesto 19 donde está 'Mad Max: Furia en la carretera'. Unos 334 millones en todo el mundo ha recaudado desde mayo la película dirigida por George Miller, que además aspira al galardón a mejor director.

vídeo

Fotograma de 'Marte (The Martian)'. / Archivo

La cuarta entrega de la saga apocalíptica acumula diez candidaturas y se puede convertir en el primer 'blockbuster' en más de una década en ganar el Oscar a mejor película. Parece complicado, pero más difícil era que obtuviera diez candidaturas; o era también difícil que 'El señor de los anillos. El retorno del rey' pudiera lograr el máximo premio mundial en 2003. Eso sí, con casi 1.000 millones de euros recaudados. Otras películas palomiteras que lograron el premio más preciado fueron 'Gladiator', 'Titanic', 'Braveheart' y 'Rocky'.

Por el contrario, la cinta más vista durante el año pasado, la última aventura de 'Star Wars', apenas tiene cinco candidaturas y todas son técnicas (montaje, efectos visuales, edición de sonido, mezcla de sonido y banda sonora para el gran John Williams). Una película que ha superado los 2.000 millones de dólares de recaudación (hasta el 11 de febrero). En euros, unos 1.785 millones. Un mundo comparado con las otras elecciones para competir por los Oscars. 'Spotlight', la película sobre los periodistas que investigan los casos de abuso de la Iglesia católica no ha llegado a los 42 millones de euros en todo el planeta desde su estreno el 6 de noviembre en Estados Unidos; 'La chica danesa', se ha quedado en los 34 millones; 'Brooklyn', unos 29 millones y 'La habitación' apenas ha llegado a 10,2 millones de euros.

Las únicas que se salvan son 'El renacido', con cerca de 297 millones recogidos sobre todo tras las candidaturas y por la campaña navideña (se estrenó el 25 de diciembre) y 'La gran apuesta', con algo más de 100 millones de euros. Unos datos que inciden en que el gusto de los veteranos académicos solo coincide, de vez en cuando, con los espectadores que van a las salas.