La historia de las estatuas góticas de la Catedral: nueve años de silencio

video

7-7-2009, momento en el que se procede a la retirada de las estaturas. / Peio García

  • Inicialmente la retirada de las estatuas góticas de la Catedral de León era para 15 meses | Durante 9 años sólo se han realizado tareas de conservación y se han mostrado en el Claustro | Este martes se anuncia que nunca volverán a su pórtico

Fue el 7 de julio de 2009. Ese día comenzaba la retirada de las estatuas góticas del pórtico de la Catedral de León. Desde esa jornada hasta este martes, la fecha en la que se ha anunciado que finalmente estas emblemáticas figuras serán reemplazadas por réplicas de piedra, han traanscurrido 3.208 días.

Un tiempo suficientemente extenso como para adivinar una lentitud poco comprensible tratándose de piezas de carácter único.

La restauración de las piezas, cuyos daños son visibles en todas sus áreas, sólo comenzó a acometerse en 2016 y tres años antes (2013) se acometió un laborioso proceso de estudio de cada uno de los 23 elementos que acompañaban al pórtico catedralicio (en realidad el estudio anunciado inicialmente abarcaba 22 meses).

Cuatro años 'en blanco'

El relato cronológico apuntado ahora supone que, desde su retirada, pasaron cuatro años sin que las imágenes sufriera trabajo alguno pese a su enorme valor.

Todo ello cuando con anterioridad se había advertido que las figuras que representan los apóstoles y demás personajes del Antiguo Testamento deberían ser sometidas a una restauración «urgente e inmediata».

La piedra de Boñar que da cuerpo a la Catedral es extraordinariamente frágil se ha recordado este martes. Además el tráfico y la contaminación ha terminado 'matando' a las esculturas que adornan el pórtico occidental -diecinueve del siglo XIII, una del XIV, y tres del XV-, que sufrían disgregaciones provocadas por la penetración de la lluvia ácida en el material.

Las réplicas, sin fecha

Todo ello ha llevado a concluir a los técnicos nueve años después de que las estatuas no deben regresar a su lugar original que deberán estar en un lugar 'seguro'. En su lugar habrá «réplicas exactas» en piedra.

De momento, no hay fecha para la finalización de estas réplicas. La Catedral sigue esperando.