Raphael: «Yo siempre he llevado las canciones a mi terreno, por eso canto bien hasta 'El Tamborilero'»

El cantante Raphael en 2016. /Alberto Ferreras
El cantante Raphael en 2016. / Alberto Ferreras

El cantante hará parada en Valladolid el sábado día 18 de noviembre, con su gira 'Loco por cantar'

ROBERTO TERNE Valladolid

Aún con el recuerdo de su anterior gira ‘Sinphónica’ y de su sonada actuación en 2014 ante la comunidad ‘indie’ del Sonorama, Raphael regresa a Valladolid con su gira ‘Loco por cantar’. Será el próximo 18 de noviembre en el pabellón Pisuerga. Maestro en el arte de la reinvención y en el de llevar a su terreno cualquier estilo, Raphael sorprende con un último trabajo con canciones compuestas por autores y estrellas de actual generación como Iván Ferreiro, Dani Martín, Pablo López y Mikel Izal, entre otros. Con la Navidad asomándose en la agenda, nuestra estrella más internacional rueda en estos momentos el especial navideño de TVE a la vez que prepara también su fin de gira de 2017 el 21 de diciembre en Madrid. 2018 se presenta con forma de gira americana. Este hombre no para...

- ¿Le halaga que una nueva generación de estrellas del rock nacional hayan querido componer para usted en su nuevo trabajo?

- Evidentemente sí. Es todo un lujo. Y lo que queda aún por llegar, porque esto es solo el principio. Es un honor haber trabajado con ‘los chicos de moda’ (risa). Con Manuel Carrasco, con Rozalén, con Mikel Izal,… En fin, muy grandes todos ellos.

- ¿Se ha sentido diferente al cantar en un registro de canciones más ‘indies’?

- Bueno, lo que pasa es que yo siempre me he llevado las canciones a mi terreno, y por eso no me cuesta ningún trabajo cantar de todo. Enseguida hago mía la canción y eso es una ventaja para mí. Hasta ‘El tamborilero’ la he cantado a mi manera, y un montón de canciones famosísimas que cuando las canto por primera vez pareciera que las llevo cantando décadas.

- Por cierto, ¿no le habrá parecido mal a Manuel Alejandro que le compongan ahora otros artistas?

- Manuel Alejandro es un punto y aparte. No te digo más. Es el mejor compositor de lengua española que ha existido y existe. Y eso es algo que lo sostengo, y el que diga que no, que venga y que me lo demuestre porque hay cosas que son indemostrables. Manuel Alejandro es… otra cosa.

- Usted ‘sigue siendo aquel’ artista inquieto, el que hace de Jekyll & Mr. Hyde, el que se viste de ‘sinfónico’, el que sigue haciendo películas,... ¿Qué le empuja a seguir siendo así?

- Uno no tiene que conformarse con lo que ya ha hecho. Es importantísimo el sentirse vital y el no equivocarse después de que le haya sonado la flauta una vez. Esto es un trabajo de día a día y de año a año. Si encima tiene ilusión como yo, pues entonces apaga y vámonos. Porque a mí lo que me mueve por encima de todo es la ilusión.

- Uno de sus últimos grandes triunfos fue precisamente la gira con orquestas de hace dos temporadas donde agotó entradas en toda la gira. ¿Le impactó tanto como a su público aquel proyecto?

- Ha sido uno de los proyectos que mejor han salido en mi carrera. De hecho voy a repetirlo. No sé cuándo pero lo voy a hacer. Las canciones cobraron una forma muy especial y tuvo mucho que ver el arreglista Rubén Díaz que hizo un gran trabajo. Ahora es difícil pensar en otra cosa que no sea mi actual gira pero sí que quiero retomar aquel ‘Sinphónico’.

- ¿Repetiría también en el Sonorama?

- Yo, desde luego, me lo pasé bomba. Si al público le gustó y a mí también, ¿por qué no repetirlo?

- ¿Le gusta que no le pregunten en las entrevistas por su pasado?

- Soy un chico educado y si tengo que hablar de mi pasado, pues lo hago. Pero prefiero hablar de lo que hago ahora, que es mucho. El pasado, pasado está.

- Dentro de nada finaliza el 2017 en el WiZink Center de Madrid. ¿Le impone clausurar el año por todo lo alto en la capital?

- ¿Sabes lo que pasa? Que como dentro de nada me marcho a América a girar no tengo sensación de cerrar ni de acabar nada. Pero sí, lógicamente será una gran noche la de Madrid. Pero, ojo, también lo están siendo las noches de Valencia, las de Barcelona y dentro de nada la de Valladolid.

- Vuelve a televisión española por Navidad después de su ausencia del pasado año. ¡Para muchos, no hay Navidad sin Raphael!

- (risas) A mí es que me gusta mucho la Navidad, en serio. La disfruto y quizás por eso la gente lo percibe, lo aprecia,… Las cosas tienen que ser de verdad, amigo. Ahora estoy además en el rodaje del especial. Va a estar muy bien, ya lo verás.

- Me aprovecharé de su educación para hacerle una única pregunta de su pasado. ¿Con quién ha tenido más química a la hora de colaborar sobre un escenario?

- Estaría mal que te dijera a unos y me olvidara de otros. Pero no puedo evitar acordarme de mis dos Rocíos. Las dos eran muy amigas mías y las extraño mucho cuando estoy en directo y cuando hago programas para televisión. ¿Qué te voy a contar, verdad?

- Hablemos de cine. Su último papel fue precisamente en ‘Mi gran noche’, de Alex de la Iglesia. ¿Volveremos a verle pronto en la gran pantalla?

- El cine es algo que me encanta. Y por supuesto quiero volver pronto. Siempre estamos luchando con las fechas y con los plazos, pero la idea es volver a hacer algo el próximo año.

- Y el día 18 en Valladolid, ¿qué nos puede adelantar de su actual gira?

- ¿Qué podéis esperar de un hombre que está loco por cantar? Pues... ¡locuras! (risas). En esta ocasión hay mucho más rock porque estamos en un espectáculo grande para recintos enormes. Estarán mis viejas canciones, las nuevas, y mucha locura.

- ¿Eso quiere decir que se volverá a cargar el espejo encima del escenario?

- Esta vez no lo traigo. Hay tanto rock en este espectáculo que, ¿para qué romper nada? No va a hacer falta.

Fotos

Vídeos