«La música está para hacer olvidar los problemas»

Asier Polo. /El Norte
Asier Polo. / El Norte

El chelista Asier Polo participa en el Pórtico de Zamora con el acordeonista Iñaki Alberdi

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

Será su primer ‘pórtico’. El chelista Asier Polo irá a Zamora con el acordeonista Iñaki Alberdi, una pareja singular para un festival que este año abre su paleta sonora. Ellos añadirán los colores del siglo XX y de una compositora tan especial como Sofía Gubaidulina. Precisamente su obra ‘In croce’ da nombre al programa. Asier e Iñaki unieron sus instrumentos en una grabación con la Orquesta de Euskadi de un concierto de la rusa. «A partir de ahí quisimos mantener la unión y hemos tocado muchas obras contemporáneas. El acordeón no tiene un repertorio especifico grande, apenas hay música para él antes del XX. Así que hacemos muchos arreglos y como en la época de Bach, trasladamos la música que nos gusta a nuestras voces», explica Polo. «Sofía adora estos dos instrumentos y ha escrito bastante para ellos».

Más información

Han elegido también la ‘Sonata nº1’ de Bach para viola de gamba adaptada a su formación y una suite de chelo de Cassadó. «Es un programa muy variado que salta de una época a otra. Cassadó estudió con Ravel y tiene la huella impresionista. Iñaki tocará otra pieza de Gubaidulina solo. También habrá alguna sorpresa de Falla y finalmente un tango de Piazzolla». El chelista español más internacional admira el trabajo de Alberdi para dar a conocer los recursos y las posibilidades del acordeón, «está animando a compositores a escribir para él». Asier celebra sus 25 años de carrera profesional, iniciada precisamente en Valladolid, con la OSCyL de Max Bragado y el ‘Concierto de chelo’, de Elgar en el atril. La próxima temporada volverá con la Sinfónica regional al Delibes.

Deslumbrado por el cartel del Pórtico, reconoce estar muy de acuerdo con el lema de este año. «Más allá del trabajo intelectual y técnico, el arte, la música, es curación; los músicos tenemos el deber de trasladar al público a un momento de serenidad, paz y emoción, de hacer olvidar los problemas. La música reconforta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos