María Toledo: «Ni en mis mejores sueños pensé estar en los Grammy haciendo flamenco»

La artista María Toledo. /El Norte
La artista María Toledo. / El Norte

La artista presenta el sábado 14 de abril su nuevo disco en el Teatro Zorrilla

ROBERTO TERNEValladolid

Su debut en 2009 supuso todo un impacto en el mundo del nuevo flamenco. No es habitual encontrar sobre nuestros escenarios cantaoras que a la vez sean pianistas. María Toledo llegó a la escena ocupando una inusual plaza desde la que, de momento, ha lanzado cuatro discos y cuenta con otras tantas nominaciones a los Grammy latinos. En su último trabajo, 'Magnética', lleva a su terreno canciones de Las Grecas, Camarón, Rocío Jurado, Morente y Los Chichos. Inmersa en el que será su quinto disco, el sábado día 14 de abril (21:00 horas) hará en el Teatro Zorrilla un recorrido por su carrera musical.

– Durante la última temporada ha estado poniendo su voz y su piano a canciones de clásicos de la música española y latina. ¿Qué balance hace de esta experiencia?

–Pues muy positivo, porque para mí ha sido una manera de dar las gracias a los flamencos y a los artistas que han formado parte de la banda sonora de mi vida. Ha sido un placer cantarles a Lole y Manuel, al Pele o a Rocío Jurado, para la que además tuve el honor de trabajar.

¿Le marcó hacer coros a la que definen como 'la más grande'?

–Rocío Jurado era una mujer completa en todos los sentidos. Te llenaba y te envolvía. Además, era una mujer de carácter a la que le gustaba controlar su ambiente y a la que se veía venir. Tengo que confesar que yo también soy mujer de carácter, pero es que cuando tienes algo claro tienes que decir 'yo quiero ir por ahí' y ser dueña de tu carrera.

En 'Magnética' ha tenido la suerte de contar con Carmela, de Las Grecas, y con el propio Pele para cantar sus canciones. ¿Cómo fue la química con ellos?

–Pues imagínate… Carmela llevaba además muchos años sin ir al estudio y estaba un poco nerviosa. La verdad es que lo disfrutó muchísimo. Su hijo es mi percusionista, en fin, hubo un ambiente muy agradable.

¿Cómo vive el flamenco desde la perspectiva de una pianista?

–Mira… el piano te da una capacidad armónica y melódica muy amplia que quizás no te aportan otros instrumentos. Para mí es un privilegio disfrutar el flamenco desde el piano y, por supuesto, desde mi voz, claro. En España no ha sido frecuente que los cantantes se acompañen por su propio instrumento, aunque ahora, las nuevas generaciones están rompiendo esa barrera. No hay más que ver en sus vídeos de Instagram lo bien que se acompañan por su guitarra o su piano. En este sentido, estamos abriendo ya bastante campo.

¿Cómo se le quedó el cuerpo en 2015 cuando la informaron de que estaba nominada a los Grammy latinos?

–Pues fue la leche. Estás toda la vida luchando y luchando cuando de pronto te llega la noticia de una nominación como esa. Ni en mis mejores sueños pensé que alguna vez estaría en los Grammy haciendo flamenco y tocando el piano.

Y este sábado la veremos en Valladolid. ¿Presentará algún tema nuevo?

–Va a ser un concierto en el que se va a reír, a llorar y, en definitiva, a sentir. Será un concierto muy acústico a piano, guitarra y voz. No habrá nada secuenciado porque quiero que todo suene muy natural. Haré un repaso de mis cuatro discos. Es la tercera vez que voy a Valladolid, ciudad que me ha tratado siempre de una manera fantástica y que además tiene una gran vinculación con el flamenco.

¿Cómo anda de trabajo en los escenarios para este año?

–Estoy muy metida en el que será mi quinto disco y a la vez tengo conciertos en Madrid, Cádiz, Almería y Miami e incluso también iré a Rabat a cantar. Soy de las que piensa que un artista siempre tiene que mirar su proyección fuera y dentro de su país. Esto se trata de cantar, cantar y cantar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos