Un festival veraniego en diciembre

El público completó el aforo de la feria, repitiendo cifras del año pasado. /Otazo
El público completó el aforo de la feria, repitiendo cifras del año pasado. / Otazo

Intro Music celebra su segunda edición en la Feria de Valladolid con trece horas música, ocho grupos, 6.000 espectadores y un ambiente de convivencia entre los presentes

EL NORTEValladolid

Algo ha cambiado en este Intro Music Festival con respecto a su primera edición, y es para bien. Hace un año, la gente accedía al recinto en penumbra y esquivando la niebla, y costaba arrancar para meterse en ambiente. Esta vez, con un horario ampliado y un formato más propio de verano que del gélido mes de diciembre, el buen ambiente vino solo. No hizo falta calentar motores. El ambiente festivalero se hizo notar desde media mañana en la Feria de Muestras de Valladolid, con un programa meticulosamente diseñado en el que Mikel Erentxun, puntual, puso las primeras notas para caldear el entorno.

Pronto, de esta forma, caló la música entre los presentes, que no pararon de disfrutar de distintos sonidos ni siquiera a la hora de la comida. Iván Ferreiro y Cosmic Birds se lo impidieron, convirtiendo el festival en una reunión de amigos con la música como excusa. Inmejorable excusa para una jornada maratoniana en la que no faltó de nada.

Dos escenarios, 13 horas de música y ocho grupos que se fueron pasando la fiesta de unos a otros hasta los 6.000 espectadores que se dieron cita en la feria y que repitieron las cifras de la primera edición. El escenario Cigales ha sido el primero en concitar al público en torno a la voz y la guitarra de Mikel Erentxun, que ha cambiado el rock de sus dos discos anteriores –‘24 golpes’ y ‘Corazones’ – por las baladas y el minimalismo de ‘El hombre sin sombra’. Tras el donostiarra el relevo lo ha tomado otro cantautor, Iván Ferreiro, con su séptimo disco en solitario.

Mikel Erentxun fue el encargado de inaugurar y romper el hielo del festival.
Mikel Erentxun fue el encargado de inaugurar y romper el hielo del festival. / Otazo

El cambio de escenario llevó a los presentes a escuchar a los Cosmic Birds y a Rufus T. Firefly, grupo alternativo de Aranjuez que llevó a la feria temas de su último cedé, ‘Magnolia.

Con unas cuentas horas de concierto tras concierto encima, León Benavente devolvió al público al escenario Cigales con su trabajo ‘En la selva’ de la mano. Y a ellos les siguieron los catalanes Sidonie y M Clan, que continúa haciendo saltar a sus seguidores con canciones de su último disco, ‘Delta’.

Mientras se escriben estas letras, los valencianos de La habitación roja se disponían a clausurar la noche.... Y la maratoniana jornada que ha estado presentada y dirigida por el humorista leonés Dani Martínez.

Con Intromusic finaliza la edición número 23 de Valladolindie. La vigésimocuarta arrancará el 12 de enero en el LAVA con SHO HAI; Rulo y la contrabanda el 10 de febrero en el Auditorio de la Feria de Muestras; el 24 de febrero Lendakaris Muertos en el LAVA; Burning y cañoneros el 10 de marzo en el LAVA; y Kase O el 5 de mayo en la Feria.

Esta segunda edición del Intro Music Festival es posible gracias a la colaboración del Ayuntamiento, la Universidad de Valladolid y la Denominación de Origen Cigales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos