Chirimías para Tomás Luis de Victoria

El ensemble La Danserye.
El ensemble La Danserye. / El Norte

La Danserye interpretará un programa de danzas y una parte litúrgica en Abvlensis

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

Cumplen 20 años el próximo año. Los hermanos Pérez Valera y José Gabriel Martínez Gil forman el Ensemble La Danserye, únicos instrumentistas en un festival eminentemente vocal. «Los ministriles acompañaban la liturgia, junto al organista y la capilla vocal, en las grandes fiestas, pero también tenían vida propia profana, en las danzas tantos populares como de nobles», explica Fernando Pérez. Por eso su programa en el concierto de Ávila considerará ambas facetas.

«La primera parte será fuera del auditorio, en los jardines y tocaremos música de danzas populares. Dos bailarines las seguirán. Esa música no requería coreografías aprendidas, sino sencillas y espontáneas. La segunda parte, ya dentro, se centrará en obras litúrgicas. Y el tercer bloque, danzas más complejas, las que aprendía la nobleza para alternar en sociedad». De los veinte instrumentos que manejan, vendrán con chirimías, sacabuches, cornetas, bajones, palos y flautas dulces. «Normalmente eran multinstrumentistas, les gustaba jugar con la sonoridad y a veces interpretaban la misma obra con distintos instrumentos. En ese aspecto hemos tenido que olvidar la especialización propia del nuestro tiempo, en el que los músicos tocan un instrumento». Para Fernando esta es la ocasión para completar la visión de la música renacentista en Abvulensis, porque «el ministril también toca mucha música vocal. Es el complemento ideal para entender el universo musical del tiempo de Tomás Luis de Victoria». Los hermanos Pérez Valera se sienten como «un verdadero ministril renacentista. Recibimos el conocimiento de nuestro padre y luego hemos seguido como una familia musical investigando».

Fotos

Vídeos