Celtas Cortos y '20 de abril' buscan guionista

El veterano grupo musical organiza un concurso para grabar el videoclip del éxito en la cabaña que la misma canción popularizó

Un hombre se sienta a la puerta de la remodelada cabaña del Tormo. / José Sanmartín
Clara Rodríguez Miguélez
CLARA RODRÍGUEZ MIGUÉLEZ Valladolid

La cabaña del Tormo no suena tan conocida hasta que escuchas el nombre -transformado en ‘Turmo’ en aquel verso de ‘20 de abril’, el famoso tema de Los Celtas Cortos-. En la canción, la experiencia real de Jesús Cifuentes, el cantante del grupo, se entremezcla con la ficción y con el misterio que supone la destinataria de la carta. Sin embargo, ‘la cabaña del Turmo’ es real y acaba de remodelarse gracias a una iniciativa de micromecenazgo, o ‘crowdfunding’, que le permite alojar a turistas-donantes mientras mantiene su uso original como refugio de pastores, cerca de la localidad pirenaica de Benasque, Huesca.

El Gobierno de Aragón contribuyó con algo menos de 5.000 euros, y el esfuerzo de la campaña lo completó la comunidad de propietarios. Los donantes, si proporcionaban 100 euros o más, se beneficiarían directamente de una noche para cuatro personas en la cabaña, que podrán canjear ahora que ha finalizado la reforma. Si el donativo era menor a esa cantidad, optaban al mismo premio, pero por sorteo. Al final, entre las dos opciones suman casi 40 noches.

El grupo Celtas Cortos, como parte de su apoyo en la promoción del proyecto, ha convocado un concurso en el que se podrá participar del 1 de agosto al 30 de septiembre. «Buscamos un guión para el videoclip de ‘20 de abril’ que, fíjate qué curioso, sigue sin tener uno», especifica Goyo Yeves, saxo y whistles del conjunto. «El requisito sería que al menos una parte tenga que grabarse en la cabaña», completa. El ganador se anunciará el 15 de octubre y podrá viajar allí para grabar con ellos.

Mejoras para los vaqueros

La rehabilitación ha provisto de luz y agua a la humilde construcción sobre la que cantara Jesús Cifuentes, así como de baño y cocina, de los que carecía. «La prioridad son los vaqueros», remacha Miguel Ángel López, presidente de la Junta Administrativa del Monte de Estós. Mejorar las condiciones de los ganaderos fue desde los inicios el objetivo principal. 4 rebaños con unas 800 reses y media docena de vaqueros pueblan el monte de Estós, pero el presidente de la comunidad de propietarios alerta de la «jóvenes». Explica que pasar meses en la montaña es duro, pero también destaca la importancia de la trashumancia. «Si perdemos la ganadería, también perdemos mucha riqueza y patrimonio».

Cuando el pastor abandona las instalaciones, llega el momento de que los pequeños mecenas de la cabaña cobren su recompensa. Miguel Ángel López relata que el 27 de julio subieron los primeros. El ascenso a la cabaña, a 1.700 metros de altitud, está limitado para los vehículos, salvo permiso especial. Los administradores de la cabaña tienen una licencia que conceden a los donantes que desean afrontar el ascenso en coche en vez de a pie.

Alberto García, Goyo Yeves y Jesús Cifuentes en la Feria del Vinilo 2016 en Valladolid. / R. Otazo

Además, para promocionar y preservar la ganadería extensiva de montaña, se ha diseñado un atractivo proyecto, de nombre ‘Ixorigué’, que plantea vigilar a los rebaños con drones. Financiado por la Unión Europea, se presentará el 12 de octubre de manera oficial en el pueblo.

De momento, y según confiesa el presidente Miguel Ángel López, el vocalista Jesús Cifuentes, Cifu, estuvo hace unas semanas con su familia, entre concierto y concierto, en el refugio de su juventud. Quedó encantado una vez más. Los Celtas Cortos, en plena gira y después de presentar ‘In crescendo’, un disco en colaboración con la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, no detienen su actividad con el paso del tiempo, más bien al contrario. «Estamos muy contentos de que después de 31 años haya tantos conciertos y tanto cariño», afirma Goyo Yeves, que adelanta que, aunque aún no tienen más detalles, el año que viene sacarán un nuevo disco.

Fotos

Vídeos