Rebeca Jiménez durante un concierto.
Rebeca Jiménez durante un concierto. / El Norte

Rebeca Jiménez: «Las canciones que hay en este trabajo son las que tenían que estar»

  • La cantante segoviana presentará su último trabajo, 'Tormenta y Mezcal', en la Sala Porta Caeli de Valladolid, el próximo sábado 22 de abril

Ha tardado cinco años en volver con nuevas canciones. Tras la edición hace un lustro de ‘Valiente’, Rebeca Jiménez retorna ahora con ‘Tormenta y Mezcal’, un trabajo versátil donde el góspel y la ranchera despachan con sus habituales referencias americanas. Y un disco natural y directo en cuanto a letras. Compuesto durante su estancia en México el pasado año, Rebeca se expone con generosidad tanto en arreglos como en temática. Este sábado actuará en Porta Caeli en formato dúo.

-Destaca en ‘Tormenta y mezcal’ su aproximación hacia géneros como el soul o las rancheras. ¿Se ha debido a que ha estado estos últimos cinco años descubriendo otros parámetros musicales?

-Mis discos anteriores están influenciados por música americana del norte. Evidentemente, he escuchado otras músicas últimamente. Y también, el haber pasado largas temporadas en México hace que haya llegado a otras referencias musicales. Mi productor Tony Brunet tiene mucho que decir en estas aportaciones. Quizás es un disco también latino fuera de lo que son las tradiciones convencionales latinas.

-México le ha calado hondo.

-Lo de México ha sido un antes y un después. Y en cierto modo ‘Tormenta y Mezcal’ es un disco de viajes. ‘Aventura Americana’ se refiere, sobre todo, a Miami pero también hay referencias a Argentina, a Barcelona o a Madrid. México me tiene conquistada.

-¿Tiene previsto grabar alguna vez con músicos mexicano o establecerse allí una temporada?

-Es algo que me encantaría. Allí, de hecho, tengo una banda mexicana con la que hago los conciertos. En mi horizonte está sacar alguna vez algún disco de rancheras.

-¿Estamos ante su disco más sincero?

-Creo que sí. Todas las canciones que hay son muy orgánicas y tratan de historias que en mayor o menor medida me han ocurrido. Es fácil que sea mi disco más sincero.

-También es un trabajo muy sofisticado en cuanto a arreglos. ¿Estaba todo premeditado antes de meterse en el estudio?

-Eso se debe especialmente a Tony Brunet. Escribe unos arreglos de cuerda y de viento espectaculares. Y por otra parte, la banda con la que toco (Tony Jurado, Jacob Reguilón y el propio Tony) es mi banda desde el principio. Hemos tocado tantas veces juntos que todo nos sale de una manera sencilla y fluida. Me siento muy afortunada.

-Este es su primer disco autoeditado. ¿Se siente liberada después de dejar a la multinacional Warner?

-En cierto sentido sí. Ahora soy yo la que decide.

-¿Eso quiere decir que no habrá que esperar otro lustro para un nuevo disco de Rebeca Jiménez?

-Eso seguro. Aunque la distancia entre ‘Valiente’ y ‘Tormenta y Mezcal’ se ha debido más al hecho de que me fuera a México varias veces. Compuse muchas canciones pero sentí que no eran todas esas canciones las que quería lanzar en un disco. Ha habido que esperar un tiempo pero siento que las canciones que hay en este trabajo son las que tenían que estar.