El Norte de Castilla

Sole Giménez.
Sole Giménez.

Sole Giménez: «Soy una persona ilusionada con la música y la vida»

  • La exvocalista de Presuntos Implicados repasará su trayectoriael sábado en el Carrióna piano y voz

‘Cómo hemos cambiado’ es el título del último trabajo de Sole Giménez con el que celebra sus diez años en solitario reinterpretando los temas de toda su carrera musical. Con un sonido natural, en clave de jazz, swing, ‘latin’ y soul, la cantante española nacida en París recupera varios de sus éxitos así como algún clásico del pop. El sábado actuará en el Teatro Carrión acompañada al piano por el gran Iván Melón.

–Regrabar suele ser reconstruir. ¿Cómo ha sido el reencuentro en el estudio con temas como ‘Cada historia’ o ‘Alma de blues’?

–Sinceramente no nos detuvimos a ver cómo eran esas canciones antes. He trabajado con Vicente Sabater que, además de ingeniero y productor, ha sido teclista de Presuntos Implicados durante muchos años. No tenía mucho sentido pararnos en el origen de las canciones porque, entre otras cosas, ya nos las sabíamos (risas). En cualquier caso, volver a cantarlas en estudio ha sido como encontrarte con viejos amigos.

–La producción de ‘Cómo hemos cambiado’ es bastante pura en cuanto al uso de géneros como el jazz o soul. ¿Tenía ganas de mostrar la esencia clásica de estas canciones?

–Bueno… siempre he pretendido no hacer mucho más allá de lo que me pidan las canciones. Y el resultado ha sido este y me alegro de que sea así. No ha habido nada premeditado. Siempre me ha gustado esa tendencia natural y la música negra, a pesar de que en España daba siempre algo de miedo cantarla en castellano. Pero lo importante es lo que transmiten las canciones.

–Ciertamente, Presuntos Implicados tiraba de la sofisticación y de la calidad de bandas como Simply Red o Sade cuando aquí lo que primaba era teñirse el pelo. ¿Les costó importar aquí aquella música?

–Los principios siempre fueron difíciles. Y esa era nuestra apuesta. Era una música que aquí no estaba consolidada. Nos costó encontrar un lenguaje, pero finalmente tuvimos nuestro hueco y nuestro público.

–¿Cómo surgió la idea de incluir una versión de ‘Fallen’ con Ganavia Doriswamy en este trabajo tan personal?

–La canción tenía que estar… Es un tema que me gustó mucho en su día. Canté la parte española pero sin traducir la letra… prácticamente me la inventé. Y para la parte inglesa quise que estuviese Ganavia, que es una cantante estupenda que conocí en un festival. Para mí es ideal que lo hiciera ella y mucho más cantarla en clave de swing. Fue divertido.

–¿Cómo son sus conciertos a piano con Iván Melón?

–Iván y yo llevamos tocando juntos muchísimo tiempo. Es el director de mi banda desde hace ya siete años. Tocar con él es una suerte para mí. Nos entendemos sobre el escenario sin palabras y eso no tiene precio. En directo somos dos, pero es bastante divertido tocar con él.

–¿Le llama la atención que la pregunten por una reunión de Presuntos Implicados después de diez años en solitario?

–Bueno… es que tendemos a ser un tanto inmovilistas. Nos cuesta cambiar y adaptarnos a las cosas nuevas. El rollo nostálgico, ya sabes. Yo no soy así. A mí me gusta lo que está por venir. Para mí, Presuntos Implicados fue una escuela y viví unos años inolvidables. Me quedo siempre con lo bueno, por supuesto.

–Es embajadora en España de la ONG Oxfam. ¿Cómo se lleva reivindicar la igualdad en estos tiempos de corrupción en los que la comunidad donde vive se está viendo tan afectada?

–No hace falta ser embajadora de nada para que te dé nauseas lo que está ocurriendo. Viviendo en Valencia, además, imagínate. Es lamentable que además muchos de nosotros lo tuviéramos tan claro desde hace tiempo. Los que no hemos seguido la corriente de esta gente, hemos sido castigados teniendo menos trabajo. Y esto es habitual en una democracia en 2016. El problema de todo esto es de base. Es un problema de educación. No se ha recibido una educación y ética adecuada. Y eso lleva a que no se respete el dinero público, entre otras cosas.

–¿Tiene algún proyecto creativo?

–Ya estoy metida en un nuevo trabajo. No puedo decir mucho más, la verdad. La rueda no puede parar. Y ahora (risas) somos todos como pequeños hámsters que mueven su propia rueda… Aún así, soy una persona siempre ilusionada con la música, con las canciones y con la vida. Así que, a seguir toca.