Pullman regresa al mundo de Lyra con la serie 'El libro de la oscuridad'

Pullman posa con un ejemplar de su nuevo libro. /Daniel LEAL-OLIVAS (Afp)
Pullman posa con un ejemplar de su nuevo libro. / Daniel LEAL-OLIVAS (Afp)

Se trata de una historia independiente de 'La Materia Oscura'

JUDITH MORA (EFEOxford (Reino Unido)

Philip Pullman, uno de los autores vivos más importantes del Reino Unido, regresa al mundo de su cautivador personaje Lyra con la nueva trilogía 'El libro de la oscuridad', de la cual hoy se presentó el primer volumen, 'La bella salvaje'.

Esta primera entrega, protagonizada por el niño de 11 años Malcolm Polstead, se vende desde hoy, coincidiendo con el 71 cumpleaños del escritor, en las librerías británicas, que abrieron sus puertas a medianoche, y lo distribuirá en español el 9 de noviembre la Roca Editorial.

En una antigua sala de la biblioteca Bodleian de la ciudad inglesa de Oxford, donde reside y se ambientan sus novelas, Philip Pullman explicó a un grupo de periodistas, entre ellos Efe, que deseaba "recuperar a su heroína" y "seguir explorando" el misterioso concepto del Polvo, que centra también su anterior trilogía, la galardonada 'La materia oscura'. "La cuestión de si somos materia o somos conciencia está en el fondo de la trama", señaló el escritor, quien subrayó que sus libros, aunque suelen clasificarse como literatura juvenil, "no tienen una audiencia predeterminada".

Según Pullman, 'La bella salvaje' -en alusión al nombre de la canoa de Malcolm, hijo de los propietarios del pub La Trucha- no es ni una precuela ni una secuela de 'La Materia Oscura', publicada de 1995 a 2000 y de la que se han vendido 20 millones de copias en 40 idiomas, sino que es una "ecuela", una historia separada pero conectada que amplia el universo de Lyra.

En este primer volumen, Lyra es una bebé a la que protegen unas monjas en una abadía situada a orillas del río Támesis, enfrente de La Trucha, y a la que Malcolm y la joven Alice rescatan durante unas inundaciones épicas que les llevarán a todos a experimentar fantásticas aventuras.

Como en la anterior trilogía, en la nueva serie todos los personajes tienen un daimonion, un compañero animal que representa su alma o esencia, y que en los niños cambia de forma para fijarse en la edad adulta. Junto a este concepto de un ser esencial interior, Pullman cree que el atractivo de sus protagonistas es que "son niños ordinarios, sin poderes mágicos, que simplemente con su coraje y curiosidad pueden cambiar el mundo".

Aletiómetros que revelan la verdad a quienes saben interpretarlos -entre ellos la doctora Relf, que introduce a Malcolm a la lectura-, poderes tenebrosos como el Magisterio y siniestros villanos como Gerard Bonneville, con su daimonion hiena, pueblan 'La bella salvaje'. Pullman confesó que "disfruta" creando a malvados como Bonneville o la Sra. Coulter -la madre de Lyra-, y reveló que su inspiración para la cruel Liga de Alexander, que incita a los niños a espiarse entre ellos y a sus padres, fue la misma práctica vigente en la Unión Soviética.

Otro gran protagonista de la novela es el Támesis, que en esta ocasión se desborda tras una intensa lluvia que provoca inundaciones desde Oxford hasta Londres. "Me apeteció escribir de ríos y riadas, de las rutas fluviales que encontramos en Inglaterra, tras participar en una campaña para preservar la forma de vida de las personas que, aquí en Oxford, viven en botes en el canal", explicó el autor, que en sus relatos incluye a los "giptanos", astutos nómadas que comprenden las señales de la naturaleza.

Vestido informalmente con camisa y amplio chaleco y el pelo alborotado, Philip Pullman dijo al presentar 'La bella salvaje' que la escribió en los recesos de una enfermedad -de la que se encuentra mejor- y desveló que está influida por los acontecimientos que sucedieron en esos momentos. "Entre otras cosas, los británicos votaron por el 'Brexit' y los estadounidenses eligieron como presidente a Donald Trump. Aunque no se refleja exactamente en la obra, estas cosas de alguna manera están presentes", declaró.

Según Pullman, que en sus inicios fue maestro, la ficción es una "excelente manera" de explorar el mundo "turbulento e impredecible" en que vivimos, y la ventaja de su prosa, tal como dice su editor, David Fickling, es que el lector acaba "animado y con ganas de vivir".

Con motivo de la nueva serie 'El libro de la oscuridad', la oficina de turismo de Oxford ha diseñado unos paseos que recorren todos los escenarios de las novelas, desde el Jordan College hasta La Trucha, y que también hoy empiezan su andadura.

Fotos

Vídeos