de Eduardo Fraile

El poeta y editor Eduardo Fraile.
El poeta y editor Eduardo Fraile. / G. Villamil

El poeta presenta su última obra en el Centro Cultural de Castrodeza

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑO

Se desayunó con el suicidio de la modelo y actriz Lucy Gordon ese día, leyendo la prensa en el cafè de siempre. Eduardo Fraile había visto la noche anterior la película ‘Las muñecas rusas’, en la que ella salía, y le gustó mucho. Recordó la canción de Alaska y los Dinarama ‘Perlas ensangrentadas’ y brotaron los primeros versos del poemario homónimo que presentó el sábado en Castrodeza.

Con él cierra la serie de siete libros ‘Apuntes del natural’ en la que Fraile considera «haber encontrado mi voz más íntima y directa, con total falta de retórica o con los recursos más sencillos». Esa voz comenzó en ‘Quién mató a Keneddy’, ‘La chica de la bolsa de peces de colores’, ‘Y de mí sé decir...’, ‘Ícaro & Co.’, ‘Retrato de la soledad’ e ‘In memoriam’. Homenaje a los siete tomos de ‘En busca del tiempo perdido’, de Marcel Proust, Eduardo Fraile ha buceado en sus tres infancias, «la de Madrid, la de Valladolid y la de Castrodeza. Son tres filones, tres tesoros que me ha regalado la vida».

Trocitos de su tiempo

Precisamente en este último se detiene especialmente en los recuerdos de largos veranos en ese municipio vallisoletano en el que presentó el libro el pasado sábado. «He mantenido la misma estructura que en el anterior: tres partes subdividadas en nueve poemas cada una. Voy y vengo en el tiempo con algunos anclajes en el presente. ‘Perlas ensangrentadas’ habla del final de esa infancia, de la marcha de las golondrinas, del internado, de un camión que me atropella en Don Sancho, todo teñido de luminosidad, con el aroma del recuerdo que tiene siempre una gota de sangre, de dolor». Viste la portada Bulgarcita, nombre artístico de África Bayón. «Ella dibuja como trabaja en la moda, como si fuera un ‘collage’ de telas y yo hago libros ‘collages’ con trocitos de mi tiempo». Esta vez Fraile se ha editado a sí mismo en su editorial Tansonville y ha elegido el formato grande, seis pliegos sin coser, sujetos con un hilo de bramante.

La presentación del libro en Castrodeza estuvo acompañada con la lectura por parte de niños del pueblo de otro pequeño poemario suyo, ‘Balada de golondrinas’.

Fotos

Vídeos