Luis Artigue: «Vivimos en la dictadura de lo completo, pero lo humano es irregular»

El escritor Luis Artigue en la presentación de 'La ética del fragmento', en la sala BBVA. /Rodrigo Jiménez
El escritor Luis Artigue en la presentación de 'La ética del fragmento', en la sala BBVA. / Rodrigo Jiménez

El poeta y escritor ha presentado 'La ética del fragmento', un poemario que pretende definir una nueva masculinidad

SAMUEL REGUEIRA Valladolid

‘La ética del fragmento’ (Ed. Pre-Textos) es un libro con un discurso robusto y, hasta cierto punto, desafiante: propone una redefinición de la masculinidad tradicional y hegemónica dado el avance conceptual y político que el feminismo y los estudios de género y ‘queer’ han provocado en la imagen de la mujer. Hasta aquí, todo normal para un ensayo… si no fuera porque este libro es un poemario. Con ecos de la poeta Safo y formalmente inspirado en las síncopas del swing de los años 20 y 30 (abordados con anterioridad por el autor en ‘El hombre de cristal y otros poemas’ y ‘Tres, dos, uno, jazz’, respectivamente), la obra se presentó el viernes 10, con la presencia de su autor, en un acto poético celebrado en el marco de la iniciativa ‘Viernes del Sarmiento’.

- ¿Cómo se integra este libro en su trayectoria poética y literaria previa?

- Conceptualmente se apoya de nuevo en Safo y su discurso lírico fragmentado, pero no incompleto. para hacer ver que todos somos fragmentos; una suma de trozos de nuestros afectos, vivencias, recuerdos, emociones y sueños, y la clave de la identidad estriba en como unimos esos fragmentos.

- ¿Cuál es la diferencia entre ‘fragmentado’ e ‘incompleto’?

- En esta época nuestra prima la exterioridad sobre la profundidad, vivimos en la dictadura de lo acabado, y lo perfecto, y lo completo. Pero lo humano se caracteriza por la irregularidad, como nos enseña el jazz, y por la incompletud, como nos enseña Safo. «Hay un hueco en todo, por ahí es por donde entra la luz», lo explicó Leonard Cohen. Por eso lo fragmentado no está incompleto, sino que ofrece espacios para la imaginación del lector creativo, repletos además de densidad política; por eso Safo de Lesbos, de quien sólo se conservan algunos pedazos de poemas, es uno de los pocos mitos culturales femeninos capaces de competir con mitos culturales masculinos como el Quijote o Fausto… Además fue una pensadora pionera que nos enseña la insustancialidad del poeta que no tiene discurso: mi discurso teórico sobre la poesía es progresivo, se va haciendo, y está también fragmentado.

- ¿Qué importancia tiene la reinvención de la masculinidad si a día de hoy la mujer es capaz de encontrar su lugar en el mundo por sí misma?

- El feminismo en verdad tiene una parte política, pero a mi entender es conceptualmente uno de los movimientos más importantes del siglo XX. Su idea base de que la masculinidad y la feminidad son una construcción cultural resulta un hallazgo. La feminidad como constructo gracias a este discurso conceptual y político ha tenido una gran transformación, y pienso que la masculinidad como construcción cultural también puede apoyarse en estas herramientas para que evolucione el modelo de masculinidad hegemónica no desde la exterioridad y la estética, sino desde la ética: como decía Anaïs Nin, este discurso nos puede ayudar a ir hacia un nuevo modelo de masculinidad; un nuevo tipo de hombre que armonice con el nuevo tipo de mujer, conformando parejas en las que ninguno de los dos domina.

- ¿Qué herramienta aporta ‘La ética del fragmento’ para hacer efectiva dicha transformación?

-La poesía nos ayuda a forjar hombres y mujeres que han descubierto el ritmo, la flexibilidad, la relatividad; que saben que cada individuo está dotado de cualidades tanto masculinas como femeninas... El hombre nuevo presta su ayuda, pues también él está dispuesto a cambiar la rigidez por la flexibilidad, el hermetismo por la franqueza, los papeles incómodos por la comodidad de no tener que representar ningún papel... La empatía que estos hombres nuevos muestran a la mujer nace de la aceptación de su propio modo emocional, intuitivo, sensible y humanístico de enfocar las relaciones.

Fotos

Vídeos