El lector digital avanza a una velocidad de 14 libros/año

Préstamo de un libro electrónico en una biblioteca municipal. /Henar Sastre
Préstamo de un libro electrónico en una biblioteca municipal. / Henar Sastre

Las tablets y smartphones ganan terreno a los libros electrónicos, según concluye un estudio que analiza los hábitos digitales de lectura y traza un perfil femenino, joven y con un alto grado de formación

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Si España fuera un balón de fútbol no habría año que bajara de los primeros escalones del panorama internacional, y sin embargo de ser un libro difícilmente la veríamos en las últimas eliminatorias del próximo Mundial. En esta competición nada mediática sí estarían países como India, Thailandia, China o Filipinas, y España tendría que copiar otros sistemas más cercanos como el de Rusia, Suecia o Francia, además de Finlandia, para estar con los mejores.

Acercarnos a ellos nos conduciría irremediablemente a la educación que recibimos en la escuela y a un modelo, que como todo hábito, se adquiere a edades muy tempranas. Sorprende que entre los países más lectores del planeta figure la India –con 10,7 horas invertidas por persona y semana–, Thailandia (9,4) o China (8), y aún más que la distancia con respecto a la media por español (5,8) sea tan grande. Entre tanto informe como evalúa la capacidad lectora, el que mide la de la generación PISA deja no pocos ejemplos entre los países asiáticos líderes en este ránking. Es el caso de Taipei, la ciudad más poblada de China, donde sus autoridades llevaron a la práctica una medida cuando menos peculiar al comprobar que sus alumnos de 10 años habían bajado su rendimiento en lectura en relación a otros países asiáticos. La medida propuesta, poner a trabajar a profesores en paro para dar clases particulares fuera del horario escolar, no solo contrarrestó este efecto sino que gozó de un éxito inesperado: los niños empezaron a leer a diario un mínimo de tres horas todas las tardes.

El informe arroja que los españoles elegimos el domingo y la franja horaria entre las 22 y las 24 horas para leer

De aquellos planes de lectura vienen esas otras estadísticas que tan bien han situado a Castilla y León en los últimos años. Líder por comunidades autónomas en el último informe PISA con un incremento con respecto al anterior (hasta alcanzar los 522), la salud lectora no solo no se ha resentido sino que se ha reforzado con los últimos Planes de Lectura impulsados desde la consejería de Educación. Esto ha provocado que Castilla y León sea lo más parecido a Finlandia cuando se establecen estudios entre comunidades. No solo sale bien parada sino que se muestra como referencia en los distintos informes que se elaboran.

Una de las últimas radiografías que se han llevado a cabo, con datos analizados por la biblioteca digital Nubico, pone de relieve una serie de aspectos generales en las conductas de los españoles que tienen que ver con sus hábitos digitales de lectura. El salto que hemos dado a los soportes digitales justifica las tendencias que refleja este estudio.

De él se desprende que los españoles elegimos el domingo para caer en brazos de un libro, que tenemos preferencia por leer entre las 22 horas y la media noche, y que es el 15 de agosto el día que más lectores reúne del año, teniendo en cuenta que es el verano la estación que concentra un mayor periodo de lectura con un aumento/diferencia del 36% con respecto a las demás. Entre las conclusiones que arroja este estudio digital se desprende que consumimos una media de 14,4 libros por usuario y año, y que entre los autores favoritos y más solicitados se encuentran Megan Maxwell –la más leída–, Dolores Redondo, Fernando Aramburu, Elisabeth Benavent, Eva García Sáenz de Urturi o Carlos Ruiz Zafón, entre otros.

La plataforma Nubico, que suma ya más de 30.000 libros y 50 revistas en su catálogo y que recopila además los datos más relevantes del universo literario, sitúa a la cabeza de los libros más vendidos en 2017 a 'Patria', de Aramburu, seguido de cerca por 'Todo esto te daré', el thriller psicológico de Dolores Redondo, Premio Planeta 2016, y Lorenzo Silva, autor de 'Nada sucio' o 'Recordarán tu nombre'.

La lectura digital se concentra fundamentalmente en las grandes capitales, donde el porcentaje de lectoras es mayor (59%) que el de lectores (41%) en el tramo de edad entre los 30 y los 45 años. En este sentido, la mayor diferencia entre hombres y mujeres se produce en el tramo de edad entre 45 a 54 años, con 21 puntos. En el otro extremo, el margen más exiguo se da en el tramo entre los 14 y los 24 años, con solo tres puntos porcentuales de diferencia. El perfil que traza este informe para el lector digital es el de una mujer joven y con un alto grado de formación.

A este barómetro no escapa la prevalencia del papel no solo entre los lectores de mayor edad sino también entre los más jóvenes. La literatura, sin embargo, avanza entre los jóvenes en otros dispositivos como las tablets y smartphones (cerca del 65%), que han ganado terreno a los 'ereaders' o libros electrónicos (que se han estancado en un 35%).

El informe elaborado desde Nubico analiza también la compra de libros, y concluye que a lo largo del año 2017 seis de cada diez españoles mayores de 14 años (61,3%) compró al menos un libro.

Temas

Libro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos